Conecta con nosotros

Espectaculos

Bolivia despide a la actriz paceña Rosita Ríos 

Publicada

el

La muerte de la reconocida actriz y directora de teatro Rosita Ríos Valdivia, que falleció ayer a los 83 años debido a un derrame cerebral, causó pesar y tristeza en la población que siguió de cerca su trabajo en las tablas y en el cine boliviano donde se destacó.

Ríos fue una de las actrices de teatro popular más importantes del país, donde se destacó en los géneros de drama y comedia. En su paso, Rojas se caracterizó por numerosos papeles representando a la mujer aimara o chola paceña, vistiendo de pollera, sombrero y manta, tanto en obras dramáticas y cómicas.

Una de sus obras más destacadas durante sus 45 años en las tablas fue el de la “Sanguchera de la esquina”, donde interpretaba a doña Gaspara, personaje con el que arrancó lágrimas al público en más de una ocasión.

También está “Me avergüenzan tus polleras”, “El calvario de mi madre”, “Condeuyo, la calle del pecado”, dirigida por Raúl Salmón, “Los Jaraneros”, “La ocasión hace al ladrón”, “La Rosita”, “La rebelión de las cholas”, “Zambo Salvito”, “Rupertita, la maestra mayor”. En la mayoría de sus papeles, la actriz reivindicó el sacrificio y la entrega de la mujer de pollera.

Rosa Ríos nació en la ciudad de La Paz el 17 de abril de 1935, era jubilada de la Policía. En el transcurso de su vida laboral trabajaba en Identificaciones, donde conoció a Raúl Salmón, a quien ayudó a realizar unos trámites en la renovación de su carnet por una urgencia, a cambio le pidió que la invitase al teatro para poder actuar. Desde ese entonces, Ríos se inició en el mundo del teatro.

Cine

En su paso por la pantalla grande, fue parte de varias de las más importantes producciones del cine boliviano como “Cuestión de fe”, “American Visa” y una de sus últimas participaciones fue en “Las Malcogidas”. También participó en la producción brasileña “El Gran Escape”.

Los últimos años se dedicó a dirigir una compañía de teatro que llevaba las iniciales de su nombre, actividad que alternaba con su presencia en una pequeña tienda suya ubicada en la icónica calle Jaen de la ciudad de La Paz, que recorren a diario cientos de turistas.

La noticia de su muerte causó tristeza en la población boliviana. El presidente boliviano, Evo Morales, que fue uno de los primeros en lamentar su deceso, recibió “con mucho pesar” la noticia y la señaló como la actriz que se destacó “por muchas décadas” en el teatro popular boliviano.

“Paz en tu tumba, hermana Rosa”, escribió Morales en Twitter que además adjuntó en su perfil una fotografía junto a Rojas.

El periodista Juan Carlos Arana también hizo conocer su pesar por la muerte de la actriz. “Un sentido homenaje a doña Rosita Ríos, ícono del teatro boliviano y semejante talento en más de 45 años de carrera artística. Muchas veces me arrancó lágrimas con la ‘Sanguchera de la esquina’, ‘El calvario de mi madre’ y otras obras”, escribió en su red social.

Su familia. Rosa Ríos nació el 17 de abril de 1935 en La Paz. Tenía tres hijos: Dante, Juan José y Claudia, además de seis nietos y seis bisnietos.

Obra de su vida. Planificaba —desde hace algunos años— despedirse de las tablas con una obra sobre su vida.“Ella quería irse con esa obra. No pudo hacerlo. Tenía muchos proyectos, como que sus nietos la acompañáramos en una obra y también quería hacer algo por los abuelitos del Hogar Quevedo”, manifestó Paola Claure, una de las nietas de Rosa Ríos.

Seguir leyendo
Publicidad

Tendencias