Garcia Linera dice que el Referéndum 2016 fue una locura política

García Linera cree que “fue una locura política” el referéndum de 2016

El presidente en ejercicio del país hizo estas declaraciones en el programa radial ‘EL DEBER Noticias’. Dice que el partido del MAS tiene cuatro estrategias para la repostulación de Evo Morales, pero las dará a conocer después de 2018

A un mes de haber comenzado su tercer mandato presidencial, el 22 de febrero de 2016, Evo Morales y Álvaro García Linera llamaron a los bolivianos a las urnas en busca de una reelección para la gestión 2020-2025; la respuesta fue ‘No’, con un 51%. Un año después de esta derrota, el presidente en ejercicio, García Linera (Evo se encuentra de viaje), cree que el referéndum “fue una locura política”, “un mal cálculo” y un “desacierto de los compañeros del Conalcam”.

García Linera, en el programa radial ‘EL DEBER Noticias’, abundó en el tema. No solo dijo que se trató de una “locura política”, sino que fue una “falta de sentido común” el creer que podían ganar cuando apenas el Movimiento Al Socialismo (MAS) había comenzado su tercera gestión. “La gente no te pueda dar un cheque en blanco (..), debimos haber ido (a referéndum) en 2019 o después de haber pasado cuatro años de Gobierno, pero no a principio de gestión”.

Sin embargo, cree que pese a que “era un referéndum que partía con poco margen de victoria” los resultados no son una derrota sino un empate y que tampoco sirven para medir el nivel de aprobación de los bolivianos y que, a su parecer, el resultado “legítimo” es el obtenido en las elecciones de 2015, del 61,36%, con el que quedaron habilitados para un tercer mandato. “En tanto no haya una nueva elección esa cifra se mantiene”, enfatizó.

A la pregunta: “¿Qué lo hace pensar que en un nuevo intento de reelección le vaya a ir bien?”, dice que la seguridad le da “el único proyecto de país que existe”, el del MAS. Para García Linera, el resto son solo rostros y una oposición que no tiene fuerza, tampoco renovación.

En esa misma situación también se encuentra el partido gobernante, carece de nuevos liderazgos y, es un error que admite el hombre que acompaña a Evo desde 2006. “Tenemos que admitir nuestro error de no haber hecho suficiente esfuerzo para promover liderazgos”, dice al sostener que a varios líderes sociales militantes del MAS se les recomendó no postularse a cargos políticos para no ser “triturados”, pero que muchos de ellos consideran que estos cargos son una reinvindicación.
“Soy un conspirador”

Sobre la posibilidad de aspirar a la Presidencia, como una de las soluciones para que Evo se repostule en 2019 y se quede a gobernar hasta 2025, García Linera asegura que en sus planes nunca estuvo ser presidente, tampoco vicepresidente. “Soy un conspirador que prefiere que sus ideas estén en la cabeza de la gente”, apunta.

Dice que su partido ha identificado cuatro vías para hacerse con el Gobierno una gestión más, pero que después de 2018 las darán a conocer. Hasta entonces tienen tiempo para inclinarse por la salida que sea más “legítima”.

El Deber

0 Comments Join the Conversation →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *