Conecta con nosotros

Política

200 mil personas asistirán al lanzamiento de la campaña de Evo-Álvaro 

Publicada

el

El oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) prevé concentrar el sábado al menos 200.000 personas para impulsar el despegue de la campaña electoral del presidente Evo Morales desde los predios del aeropuerto internacional ‘Soberanía’, ubicado en el municipio de Chimoré, en el centro de Bolivia, donde la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) tenía una base de operaciones.

«Está era la base militar de Estados Unidos, desde aquí se violaba la soberanía y la dignidad del pueblo boliviano (…). Yo quisiera que nuestro aeropuerto se llame aeropuerto internacional Soberanía, porque nuestra lucha ha sido por la soberanía», recordó el presidente Evo Morales en la inauguración de ese aeropuerto, en octubre de 2015, y reseñó que hasta los presidentes de entonces debían pedir permiso a la DEA para utilizar sus instalaciones.

La DEA ingresó a Bolivia bajo la sombra de las dictaduras militares y, posteriormente, mantuvo un fuerte dominio sobre gobiernos sometidos a las políticas de Estados Unidos (EEUU) hasta que en 2008 Morales decidió su expulsión por las constantes acciones de conspiración e intentos para enfrentar y dividir el país.

En la década de los 80, con la aprobación de la Ley 1008 del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, la DEA había desplegado una fuerte campaña de ‘coca cero’ en la región cocalera del Chapare, donde el mandatario indígena comenzó su carrera política abanderando el respeto a los derechos de los campesinos y la dignidad de los bolivianos.

Según el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, la construcción de la base militar estadounidense en Chimoré había sepultado la soberanía del país y violado la Constitución Política del Estado para que EEUU pueda ejercer un dominio desde el «corazón de Bolivia y de Sudamérica».

Ese proyecto de dominio estadounidense, encubierto en la lucha contra el narcotráfico, tuvo un giro en 2006 con la llegada a la Presidencia de Bolivia de Morales, dirigente cocalero que fue perseguido y casi asesinado por la DEA.

«Ese pequeño aeropuerto antes de nuestro proceso servía para confinar dirigentes, para detener dirigentes, para encarcelar dirigentes, para torturar dirigentes, para ensangrentar a dirigentes», recordó el dirigente de los cocaleros de Cochabamba, Leonardo Loza, al evocar la represión de militares, entrenados y dirigidos por la DEA.

«Ahora, a diferencia de los gobiernos malos que hemos tenido, tenemos un enorme aeropuerto internacional, un aeropuerto de dignidad, un aeropuerto de soberanía, un aeropuerto de unidad, un aeropuerto de representación para los pueblos. Por eso, con mucho orgullo y acierto vamos a iniciar nuestra campaña en el aeropuerto de Chimoré a la cabeza de nuestro presidente», puntualizó Loza.

En ese marco, las principales organizaciones sociales del país convocaron a una masiva concentración en Chimoré para mostrar la fortaleza de la candidatura a la reelección de Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera.

Numerosas organizaciones de todo el país, a la cabeza de la Central Obrera Boliviana (COB), confirmaron su presencia en ese evento rumbo a los comicios generales del próximo 20 de octubre, cuando el binomio del MAS se enfrentará a ocho partidos y alianzas de la oposición.

Morales, que lleva 13 años en el Gobierno, busca ampliar su mandato hasta 2025 para profundizar los cambios sociales y económicos con la Agenda del Bicentenario, que consta de 13 pilares referidos a la erradicación de la pobreza, universalización de los servicios básicos, acceso a la salud y educación gratuita, telecomunicaciones, seguridad alimentaria y desarrollo del aparato productivo, entre otros.

El líder cocalero llegó a la Presidencia del Estado con el 54% de los votos y fue reelecto en 2009 y 2014 con más del 60%.

A cinco meses de las elecciones, diferentes encuestas le dan el primer lugar en la intención de voto con más del 35%.

Facebook

Tendencias