Conecta con nosotros

Política

A 15 años de la fuga de Goni sus aliados quieren volver a la presidencia de Bolivia 

Pasaron 15 años de la Masacre de Octubre Negro bajo en la presidencia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Carlos Mesa, Jaime Paz Zamora y Manfred Reyes Villa, que gobernaron con Gonzalo Sánchez de Lozada, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), en el período 2002-2003, están en aprestos electorales y buscan habilitarse como candidatos a la Presidencia en las elecciones de 2019.

 

Carlos Mesa, Jaime Paz Zamora y Manfred Reyes Villa, que gobernaron con Gonzalo Sánchez de Lozada, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), en el período 2002-2003, están en aprestos electorales y buscan habilitarse como candidatos a la Presidencia en las elecciones de 2019.

Mesa, en su condición de vicepresidente electo por el MNR; Paz Zamora, jefe del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), y Reyes Villa, de Nueva Fuerza Republicana (NFR), gobernaron con Goni y fueron parte del esquema neoliberal que tuvo su expresión violenta en la masacre de octubre de 2003.

Tras la fuga de Goni a Estados Unidos, Mesa asumió la Presidencia el 17 de octubre de 2003 y gobernó hasta el 9 de junio de 2005. Dimitió al no poder dar respuesta a la demanda popular que le exigía la nacionalización de los hidrocarburos y la convocatoria a la Asamblea Constituyente.

Sánchez de Lozada ganó las elecciones 2002 con el 22,5% de la votación; segundo, Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS), con el 20,9%; tercero, Reyes Villa con 20,8% y cuarto Paz Zamora con el 16,3%.  Tanto el MIR como NFR se aliaron con el MNR e hicieron viable la elección en el Congreso del binomio Sánchez de Lozada-Mesa.

CANDIDATOS 2019 

Mesa, que hasta septiembre de este año descartaba su postulación a la Presidencia, a principios de este mes anunció que será candidato por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), partido que mantiene la sigla pero que no tiene una activa vida política en el país.

Mientras que Paz Zamora, del extinto MIR, dijo que no tiene partido para postularse, pero que si alguien le propone “aceptaría”.

Reyes Villa está en una situación similar porque NFR no existe, y tras fugarse del país, el 15 de diciembre de 2009, y estar residiendo en Estados Unidos, no deja de hacer política contra el gobierno del presidente Evo Morales. Un dirigente del disminuido Partido Demócrata Cristiano (PDC), que en las elecciones de 2005 postuló a Jorge Tuto Quiroga, indicó que Reyes Villa sería su candidato para los comicios del próximo año.

LA ‘GUERRA DEL GAS’ 

El miércoles 15 de octubre de 2003 por la noche, Goni —junto a  Paz Zamora y Reyes Villa— hace conocer un tardío manifiesto de la coalición de gobierno, que plantea: 1. Convocar un referéndum consultivo por departamento para la exportación del gas (al ser consultivo no es decisivo).

2. Revisar la Ley de Hidrocarburos (revisar no es abrogar, que es lo que pedía el pueblo).

3. Asamblea Constituyente (sin fecha de convocatoria).

4. Redireccionar las políticas nacionales para reforzar la democracia. También destacan que la coalición MNR, MIR y NFR tiene dos tercios en el Congreso, y Sánchez de Lozada no deja de indicar que detrás de las movilizaciones  están los narcosindicalistas.

El manifiesto fue rechazado y las protestas continuaron, y aunque Mesa —el 13 de octubre— le retiró su apoyo, al igual que Paz Zamora y Reyes Villa, no puede deslindar su responsabilidad en los luctuosos hechos que enlutaron al pueblo alteño y boliviano en particular.
También es importante recordar que en esa época la población rechazaba la elección de Iván Zegada como defensor del Pueblo, en reemplazo de Ana María Romero de Campero, a quien se le impidió su repostulación.

Ante la represión en las calles de El Alto y la gran cantidad de muertos y heridos, la comisión facilitadora —constituida por la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), la Iglesia católica y la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia— no pudo intervenir porque los dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y de la Central Obrera Regional (COR) no querían dialogar “con el Gobierno asesino” y exigían la renuncia de Goni.

ADIÓS GONI

Un día como hoy, hace 15 años, según refleja la prensa nacional e internacional de esa época, en horas de la tarde Goni era trasladado en helicóptero desde el Colegio Militar del Ejército, situado en Calacoto, al aeropuerto de El Alto para volar desde allí hasta la terminal aérea de Viru Viru de la ciudad de Santa Cruz. Sánchez de Lozada llegó en compañía de su familia, su ministro de Defensa, Carlos Sánchez Bersaín, y se embarcaron en un avión rumbo a Estados Unidos, donde encontraron refugio.

Mientras eso ocurría en la capital oriental, en La Paz se instalaba el Congreso Nacional que después de tomar conocimiento de la carta de renuncia de Goni, posesionó a Mesa como nuevo mandatario.

Paz Zamora y Reyes Villa, aliados de Goni 

Jaime Paz Zamora, jefe nacional del MIR, y Manfred Reyes Villa, de NFR, fueron parte del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada hasta el último día de su gestión (17 de octubre de 2003), y aunque eluden su responsabilidad en los luctuosos hechos, no pueden ignorar su participación en lo sucedido.

El líder del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), al declarar como testigo de los hechos de septiembre y octubre de 2003, en la Corte Suprema de Justicia el 18 de enero de 2010, dijo que no rompió la alianza política con el MNR (vigente desde agosto de 2002) para evitar el caos en el país y que no exista un gobierno democrático.

Paz Zamora afirmó que no es testigo de los hechos de Sorata y Warisata y menos de El Alto, donde murieron numerosas personas, porque no estaba en el lugar de los hechos y se enteró a través de los medios de comunicación.

Reyes Villa, jefe de Nueva Fuerza Republicana (NFR),  después que se registró más de medio centenar de muertos, reconoció que no había otra salida para la crisis que la renuncia de Goni: “no podemos remar contra la corriente”.

 

Tendencias