Conecta con nosotros

Mundo

Biden se reúne con el G7 tras ataque de Rusia a Ucrania

La reunión virtual a puerta cerrada de los líderes del G7 (el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos) estaba prevista a las 09.00 (10.00 en Bolivia) y el discurso de Biden en la Casa Blanca para primera hora de la tarde. 

Publicada

el

Presidente de EE UU
Foto-Presidente de Estados Unidos

Jueves, 24 de febrero 2022

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reúne el jueves con los aliados del G7 para pactar más sanciones contra Rusia por haber invadido Ucrania e informará al pueblo estadounidense de esta crisis que causará una «pérdida catastrófica de vidas».

La reunión virtual a puerta cerrada de los líderes del G7 (el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos) estaba prevista a las 09.00 (10.00 en Bolivia) y el discurso de Biden en la Casa Blanca para primera hora de la tarde. 

Antes de la reunión del G7, Biden «convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (…) para abordar los últimos acontecimientos en Ucrania», informó la Casa Blanca.

Durante semanas, mientras Rusia concentraba decenas de miles de tropas y armas pesadas en la frontera de Ucrania, Biden ha liderado a la OTAN y otros aliados europeos en su intento de elaborar lo que califica de sanciones «sin precedentes» como medida disuasoria.

Ahora que las negociaciones han fallado, es probable que se centren en golpear duramente a la ya inestable economía de Rusia.

«Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de manera unida y determinada. El mundo hará que Rusia rinda cuentas», dijo Biden en sus primeros comentarios el miércoles por la noche en Washington, después de que empezaran a caer misiles rusos sobre Ucrania.

Biden también habló por teléfono con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, y dijo que había prometido «brindar apoyo y ayuda a Ucrania y al pueblo ucraniano».

El presidente estadounidense señaló que Zelenski le había pedido que «haga un llamado a los líderes del mundo para que se pronuncien claramente» contra la «flagrante agresión» de Putin.

El martes, después de que Putin anunciara por primera vez que enviaría tropas como «fuerzas de paz» a dos pequeñas áreas ya controladas por separatistas respaldados por Moscú, los países occidentales entraron en acción.

El gobierno de Estados Unidos se unió a los aliados europeos para imponer sanciones a dos bancos rusos, la deuda soberana de Moscú y varios oligarcas, entre otras medidas.

Y el miércoles, cuando las tropas rusas se disponían claramente a atacar, Biden anunció que impondría sanciones al gasoducto de gas natural Nord Stream 2, que une Alemania y Rusia, un país rico en energía.

Alemania había anunciado que bloquearía la apertura del oleoducto, que todavía no funciona.   Según altos cargos estadounidenses, las nuevas sanciones, más duras, incluirán otros bancos más grandes, más oligarcas cercanos a Putin y, lo que es más importante, una prohibición de las exportaciones a Rusia de equipos y componentes de alta tecnología.

Publicidad

Tendencias