Conecta con nosotros

Economia

Bolivia estará entre las primeras economías con más crecimiento de la región

El Banco Mundial (BM) proyectó que, para este año, Bolivia tendrá un crecimiento económico de 1,9%; el Fondo Monetario Internacional (FMI) perfila un crecimiento de 1,8% y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyecta un crecimiento de 2,2%.

Publicada

el

Ministro de Economía
Foto-Ministro de Economía y Finanzas Públicas

La Paz, 11 de octubre 2023

Bolivia se situará entre las primeras economías con más expansión económica a nivel de Sudamérica, en 2023, a pesar de un contexto internacional complejo, marcado por la incertidumbre y contracción económica, sostuvo hoy el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro.

El Banco Mundial (BM) proyectó que, para este año, Bolivia tendrá un crecimiento económico de 1,9%; el Fondo Monetario Internacional (FMI) perfila un crecimiento de 1,8% y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyecta un crecimiento de 2,2%.

En la actualidad, se atraviesa por un escenario internacional complejo marcado por la estanflación (estancamiento con alta inflación), contracción económica y elevadas tasas de interés que derivan en el encarecimiento de los créditos del sistema financiero y afectan la reactivación del sector productivo.

“Bolivia estará entre las economías de mayor crecimiento en este entorno tan difícil y complicado de desaceleración de la economía mundial, presiones inflacionarias, altas tasas de interés, desempleo a nivel global”, declaró Montenegro.

Detalló que, luego de un crecimiento negativo en 2020 de -8,7%, la economía boliviana logró una recuperación en 2021 con un Producto Interno Bruto (PIB) de 6,1%, mientras que en 2022 se logró una expansión de 3,5% y al primer trimestre de 2023 se tiene un 2,3%.

Recordó que varios analistas señalaron que el crecimiento registrado en 2021 era un “efecto rebote”, sin embargo, en 2022 Bolivia mantuvo la senda del crecimiento con exportaciones e importaciones récord, con importantes indicadores favorables para el país, y sobre esa vara, el país sigue creciendo en 2023.

El crecimiento del PIB es impulsado principalmente por la demanda interna y un incremento en la facturación de, por ejemplo, servicios de restaurantes, hoteles y uso de pasajes aéreos.

“Si no hubiera estas variables, la economía boliviana estaría en estos momentos con una tasa de variación negativa. Es la demanda interna la que permite sostener la economía nacional”, remarcó el titular de economía.

A septiembre de 2023, la inflación en Bolivia se sitúa en 1,5%, uno de los indicadores más bajos a nivel de Sudamérica, gracias a las medidas implementadas por el Gobierno Nacional para preservar la estabilidad de precios y cuidar la economía familiar.

En el marco de las medidas aplicadas para fortalecer el mercado interno, Montenegro resaltó el incremento sostenido en el valor de ventas y/o servicios facturados de los restaurantes, hoteles y transporte aéreo, sectores que fueron principalmente afectados por la pandemia del COVID-19.

Algunos analistas económicos cuestionaron la estabilidad económica del país y señalan que se estaría ingresando a un proceso de incertidumbre, sin embargo, el Ministro de Economía reiteró que la economía boliviana muestra indicadores que ya superaron el nivel de pre pandemia, la tasa de desocupación sigue bajando y la inflación está controlada.

“Tenemos la inflación más baja de Sudamérica y nos sitúan entre las economías de mayor crecimiento el 2023, por lo tanto, debemos establecer que, en ese contexto adverso, la economía boliviana seguirá creciendo y la industrialización con sustitución de importaciones es el camino correcto que ha llevado el gobierno del presidente Luis Arce”, declaró Montenegro.

Tendencias