Conecta con nosotros

Sociedad

Bolivia palpita la fiesta de Todos Santos

Publicada

el

Bolivia palpita la fiesta de Todos Santos

Los tradicionales mast’akus (mesas) de Todos Santos permiten apreciar una variedad de colores y tamaños en losadornos, dulces, masitas y platos que tiñen la mesa dedicada a los seres queridos.

Las vendedoras, año tras año, instalan sus puestos llenos de estas delicias a lo largo de algunas calles destinadas por la Intendencia Municipal, permitiendo a los clientes adquirir sus elementos preferidos.

Cada año vengo a comprar algunas t’antawawas y dulces para mi mesita, cadenas también”, afirmó una ama de casa, mientras compra caramelos.

Desde 7 bolivianos por docena, las “caseras” ofrecen un surtido de formas caramelizadas que abarcan almitas, llamas, gallitos y cornetitas en pequeños tamaños. La feria está ubicada en la calle Brasil entre Lanza y San Martín.

De igual manera, hay quienes acuden a comerciantes más experimentadas en el mercado y piden llevar la “mesa completa”.

“Hay mucha gente que viene del lado del campo, que llevan bastante, más que la gente de la ciudad, ellos llevan mucho. Toda ‘mesa completa’ como se dice que vale, hay desde 1.000 bolivianos, 800 bolivianos, 600 o 300”, explicó María Elena López, vendedora.

Las cruces y escaleras no faltan, con un precio promedio de 30 bolivianos, cada una de éstas deben tener un tamaño entre mediano a grande para ponerse al centro de todo.

“(Para) una `mesa completa´ llevan canastas grandes, medianas, más pequeñas, llevan sus dos candeleros, llevan su cajoncito, llevan jarrita, llevan este puñito, llevan su cruz, su escalera”, detalló López.

Las masitas hechas a base de maíz, los mantecados, rosquetes y coloridos suspiros, llenan los puestos como los más pedidos, atrayendo a más de un transeúnte.

Tenemos de todo precio, hay mantecaditos, de anis, especiales, sopaipillas. Las masitas son gustosas, hay por docena”, ofrece una vendedora.

Los coquitos y rosquetes de chuño se ofrecen a cuatro por 5 bolivianos. Entretanto, las t’antawawas hay desde 5 bolivianos en adelante según el tamaño. Los maicillos cuestan 10 y 15 bolivianos por docena.

Esta celebración cultural es considerada como una de las más resaltantes no solo en Bolivia, sino a nivel internacional. En la jornada de Todos Santos se viven visitas al Cementerio General, lugar donde los más creyentes ponen en práctica sus costumbres con el armado de mesas, hasta rezos, cantos y rituales.

Fuente: Los Tiempos

 

Publicidad

Tendencias