Cultura

Bolivia vive de oriente a occidente el Carnaval con tradición, cultura y optimismo

En Oruro unos 50.000 danzarines y 20.000 músicos son parte de la Peregrinación para rendir tributo a la Virgen del Socavón.

Publicada

el

Foto- Carnaval

La Paz 10 de febrero 2024

Pasaron los días de bloqueos y protestas en el país y la población ya vive el Carnaval 2024, recordando sus culturas, tradiciones y con el optimismo de que se genere un movimiento económico importante. De oriente a occidente, la fiesta empezó y se extenderá hasta el fin de semana próximo.

En Oruro unos 50.000 danzarines y 20.000 músicos son parte de la Peregrinación para rendir tributo a la Virgen del Socavón. Como es habitual, en las semanas previas disfrutaron de los convites y del festival de bandas. Es un atractivo que genera la visita de turistas nacionales y extranjeros.

En Santa Cruz, la noche del sábado se celebra el gran corso, las comparsas tradicionales harán su paso por el Cambódromo. Aitana I, la soberana del Carnaval cruceño, y los coronadores Ociosos tiene listo sus ‘trajes de gala’ para el gran día y los tres días de “mojazón”.

En La Paz despertó el Pepino y es un hecho que derrochará alegría en la población paceña, que disfrutará del corso infantil este sábado, la tradicional Farándula del domingo y la entrada folklórica del Jisk’a Anata que tendrá lugar el lunes.

Todo termina con el Entierro del Pepino y la entrada de Ch’utas el domingo de Tentación, el 18 de febrero. Debido a la caída de las reservas de agua, las autoridades prohibieron el juego y comercio del líquido.

En Cochabamba también se alistan fiestas regionales con bailes y comida típica, aunque la atención también se concentra en el Corso de Corsos que se alista para el sábado de la próxima semana.

En Tarija ya se vive el Carnaval Chapaco. Mientras que en Sucre y Potosí se recuperan expresiones de antaño en medio de la música tradicional del lugar.

En Pando y Beni los corsos y las fiestas de las fraternidades toman parte de la agenda carnavalera.

Después de haber vivido días de incertidumbre por los bloqueos generados a nivel nacional por el tema de las elecciones judiciales, la población vuelca, de momento, la página para disfrutar del Carnaval, y es que estas fechas también ayudan a las familias al movimiento económico.

Los mercados tienen productos frescos, carnes, verduras y frutas, pero además se acrecienta la venta de espumas, globos, chisguetes y otros accesorios que se utilizan para festejar durante esta época.

Por su parte, los textiles, confeccionistas de trajes, doblaron y hasta triplicaron turno para poder entregar casacas y todo tipo de vestimenta para los carnavaleros del oriente del país.

En el otro extremo, los bordadores aún trabajan para las próximas entradas a contrarreloj.

Otra distracción

Pero el Carnaval no solo es fiesta, ya que cientos de personas dedican estas fechas para viajar y hacer turismo tanto nacional como internacional.En tanto, las iglesias realizan retiros donde se desarrollan diferentes tipos de actividades con el objetivo de desconectarse en un marco espiritual.

Con todo, esta época trae consigo un gran movimiento económico./// Unitel

Tendencias

Salir de la versión móvil