Conecta con nosotros

Bolivianos en Argentina

Bolivianos no piensan volver a Bolivia pese a la crisis en Argentina

Publicada

el

(Bolivianos en Buenos Aires) La situación política y económica en Argentina es crítica, vuelve a asomarse al abismo que tendrá que resistir de aquí a diciembre con el conflicto del bloqueo político.

“El boliviano tiene una capacidad de trabajo y no se muere de hambre. En mi caso, toda mi familia esta acá, no me afectó mucho la crisis; pero, a los demás sí y bajó su capacidad de mandar dinero y la opción de viajar en vacaciones a Bolivia no es la mejor opción, es mejor vacacionar por acá. Argentina es un país que nos ha brindado mucho, creemos que va a salir, no es la primera crisis que atraviesa. En mi caso, es impensable la vuelta a Bolivia”, aseveró Julio Alejandro, un boliviano que radica en Argentina hace 10 años.

La situación política y económica en Argentina es crítica, vuelve a asomarse al abismo que tendrá que resistir de aquí a diciembre con el conflicto del bloqueo político. El presidente Mauricio Macri ha perdido autoridad y Alberto Fernández no ha ganado aún una elección real y ni uno ni otro parecen dispuestos a cooperar para salir de la debacle, parece improbable frenar la caída libre de la economía.

El peso argentino se depreció. La inflación, ahora, cercana al 50% anual, se disparará posteriormente. El Gobierno argentino busca políticas para frenar el alza de precios.

Según el Censo Nacional de 2010, en Argentina habitaban más de 345.000 bolivianos; pero, según el sindicato de trabajadores de la comunidad boliviana, hay cerca 2 millones de bolivianos en ese país. La mayoría de los bolivianos que salen del país consideran al vecino país como primera opción para viajar.

En ese contexto, los bolivianos establecidos desde hace años en Argentina dicen que resistirán la crisis económica, que no es la primera vez que atraviesa ese tipo de efectos; sin embargo, hay un grupo de bolivianos migrantes nuevos que optan por trasladarse a Brasil y Chile.

“Los que tienen familia y vivienda soportaremos la crisis como estamos acostumbrados los migrantes. Los que no tienen familia y pueden viajar están tomando rumbos a Brasil y Chile. Sabemos que, gane quien gane las elecciones, no va a ser fácil salir de la crisis y solo estamos teniendo un panorama de autosostenibilidad”, dijo Iván Terán, representante del sindicato de trabajadores de la Comunidad Boliviana.

La mayoría de los bolivianos trabajan en rubros como la costura, agricultura y ladrillería. Con la crisis económica en Argentina, las consecuencias se dan de manera proporcional en el consumo.

Los efectos negativos ya se sienten, los precios comenzaron a subir y ello perjudica a los trabajadores. Las empresas optan por una producción limitada, por ende, hay despidos justificados y quiebras de fábricas textileras.

Los pequeños productores del campo dejan de producir y son automáticamente absorbidas por empresas más grandes que pueden soportar las perdidas.

Los bolivianos ya no pueden ahorrar y menos mandar remesas a Bolivia como lo hacíamos continuamente en años anteriores.

Hace 20 días, comenzó la especulación y muchas empresas textileras están reteniendo la materia prima: telas, agujas e hilos debido a la subida repentina del dólar de 45 a 61 pesos argentinos.

La comunidad boliviana analiza la posibilidad de volver a Bolivia, pero la respuesta del presidente Evo Morales fue la entrega de tierras a los agricultores; sin embargo, en zonas lejanas y, sin derecho a desmonte, lo que hace que Bolivia sea la última opción para volver.

Aunque algunos definirán volver a Bolivia a finales de año, cuando finalicen las clases de sus hijos y llegue la vacación.

“Sabemos que no es fácil en Bolivia, porque también existe un clima de supervivencia y no de auge laboral; por eso, consideramos como última opción porque no tenemos garantías que volver a Bolivia y sea la solución ante la crisis económica que vivimos en Argentina”, dijo.

En tanto, Raúl Cauna, del distrito 8 de El Alto, vio que algunos de sus vecinos que se fueron a la Argentina volvieron. “Me encontré con ellos, me decían prefiero vivir acá. Dicen que armarán su taller; pero, acá el mercado tampoco está garantizado. Algunos se fueron a sus provincias”, manifestó.

Tendencias