Conecta con nosotros

Política

Camacho está en La Paz con su carta para entregar a Evo 

Publicada

el

(La Paz 7 de noviembre) Luis Fernando Camacho está en La Paz y pasó la noche en una casa a la espera de dejar hoy su propuesta de carta de renuncia que pretende que Evo Morales firme. El presidente del Comité pro Santa Cruz viajó ayer al final de la tarde desde Viru Viru en un vuelo comercial y llegó a la ciudad sede de Gobierno a las 19:22.

De forma inmediata y en un fuerte despliegue de seguridad, fue subido a un jeep de doble tracción y sacado de la terminal aérea sin dar tiempo a que seguidores y contrarios reaccionen. Detrás de él, políticos y seguidores quedaron varados, mientras afuera del aeropuerto, masistas y opositores amenazaban con enfrentarse.

Tras las elecciones del 20 de octubre, Camacho se ha convertido en la cabeza de la oposición a Morales y es el que dicta los pasos de las huelgas que denuncian fraude en dichos comicios. Desde ayer está en La Paz y hoy pretende llegar hasta la Casa Grande del Pueblo.

En la hoyada lo esperaba un grupo grande de seguidores que se dieron cita en las inmediaciones de la plaza San Francisco. La idea era que Camacho se bajara allí, diera un discurso y luego se dirigiera hacia la Casa Grande del Pueblo en una marcha multitudinaria.

Las inmediaciones del centro del poder político solo estaban protegidas por policías, los militantes oficialistas se habían concentrado cerca del aeropuerto.

Horas más tarde, Camacho subió un video para informar que estaba en casa. “Quiero agradecer al pueblo boliviano por haberme acompañado en esta cruzada.

Esto generó la unidad de todos bajo una sola causa. Tengo la esperanza de que vamos a lograr el objetivo”, dijo y agradeció la colaboración de la Policía.

Luego se dirigió a los movilizados y les pidió que no haya enfrentamientos.

“Venimos a buscar la paz del país, no buscamos enfrentamientos.

Ya entenderán esos hermanos bolivianos que hoy están basados en la mentira y no queremos dividir Bolivia, queremos una sola Bolivia unida sin discriminación ni racismo”, dijo.

El grupo que lo esperaba terminó enfrentándose a la Policía cerca de la Casa Grande del Pueblo.

Garantía del Gobierno

Más temprano, el Ejecutivo había asegurado la llegada de Luis Fernando Camacho a La Paz para que entregue su ‘propuesta’ de carta de renuncia a Morales.

El vocero de este ‘salvoconducto’ había sido el ministro de Gobierno, Carlos Romero, que aseguró al cívico, a través de una conferencia de prensa, que ordenaría un dispositivo de seguridad para evitar problemas en su desplazamiento entre el Aeropuerto Internacional El Alto y la Casa Grande del Pueblo.

“Si el señor Camacho quiere llegar a La Paz, pues obviamente nosotros vamos a tener un dispositivo de seguridad para evitar cualquier tipo de problemas. Si él quiere dejar una carta como ha anunciado, pues coordinará con sus voceros para facilitar esa tarea”, dijo.

Para conseguirlo, Romero pidió a oficialistas y opositores evitar cualquier provocación, y pidió a Camacho que deje su carta sin generar violencia.

“Esperamos que no haya provocaciones, ni a la población alteña y paceña, porque yo puedo garantizar la seguridad de desplazamiento y su objetivo de dejar una carta, pero de las otras acciones ya no me puedo hacer responsable, ya serán temas que responderán a la responsabilidad de cada uno de los actores”, dijo.

Consultado sobre la agenda de Camacho en La Paz, Rómulo Calvo, vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, explicó que luego de dejar la carta de renuncia y la Biblia, Camacho planea participar de un cabildo en La Paz. Esa era la concentración en San Francisco, pero al final la idea fue desechada y el cívico fue directamente a casa.

Políticos de acompañantes

Camacho se fue a La Paz con una comitiva de unas 90 personas divididas en varios vuelos. Dos de ellos eran el expresidente Tuto Quiroga y el candidato a la Vicepresidencia por Comunidad Ciudadana, Gustavo Pedraza. Este último aseguró que harían una manifestación pacífica para acompañar al cívico cruceño a dejar su carta.

“Vamos a llegar a La Paz primero y pacíficamente vamos a hacer una manifestación como corresponde, estos son derechos elementales que debíamos respetar, el Estado tiene que proteger el derecho de la libertad para caminar”, agregó.

Por su parte, Quiroga reivindicó el derecho de todos los bolivianos a libre locomoción en el país.

“A La Paz podemos entrar todos los bolivianos sin distinción alguna y lo que se ha hecho ayer es una vejación enorme. Lo primero es garantizar y asegurar el libre tránsito de todos los bolivianos”.

El exmandatario, que fue derrotado dos veces en las urnas por Morales (2005 y 2014), aprovechó para responder al presidente sobre su comparación con Lidia Gueiler.

Evo, en una concentración en la plaza San Francisco, de La Paz, aseguró el martes que la carta de Camacho se asemejaba a la que Luis García Meza llevó a Lidia Gueiler durante el golpe de Estado del 17 de julio de 1980. “Evo te quiero decir una cosa: si tú eres Lidia Gueiler, yo soy astronauta o Lionel Messi”, ironizó.

Quiroga llegó antes que Camacho y lo esperó en el peaje del aeropuerto junto a Carlos Mesa.

El cívico salió antes y los exmandatarios tuvieron que esperar a que la situación se tranquilice para volver a la hoyada sin correr ningún riesgo

Facebook

Tendencias