Conecta con nosotros

Sociedad

Cincuenta niños sufren intoxicación alimentaria en Santa Cruz

“Nuestros hijos han caído uno a uno y ya son más de 50 que llegaron a este hospital, ellos consumieron un jugo y una mandarina y desde las 10 de la mañana empezaron a sentirse mal. Este es un intento de homicidio masivo”.

Publicada

el

niños intoxicados
Foto-Hospital con niños intoxicados

Santa Cruz, 24 de junio 2022

Más de 50 niños fueron atendidos de emergencia en el Hospital Pampa de la Isla, el viernes por la mañana, por una presunta intoxicación alimentaria provocada por el consumo del Desayuno Escolar que reciben en la unidad educativa de la zona de mismo nombre ubicada al sur de la ciudad de Santa Cruz.

“Nuestros hijos han caído uno a uno y ya son más de 50 que llegaron a este hospital, ellos consumieron un jugo y una mandarina y desde las 10 de la mañana empezaron a sentirse mal. Este es un intento de homicidio masivo”, dijo molesto un padre de familia.

Según los progenitores los niños desayunaron un jugo y una mandarina a las 8.00 y aproximadamente empezaron a presentar síntomas como dolor de cabeza, vómitos y diarreas cerca de las 10.00 de la mañana.

La emergencia hizo que lleguen masivamente al centro hospitalario que se vio colapsado ya que varios menores con edades de entre seis y once años tuvieron que ser atendidos en los pasillos lo que obligó a que sean trasladados a otros centros del Plan Tres mil y la Villa Primero de Mayo.

El secretario de Salud de la Gobernación, Fernando Pacheco, señaló que se ha desplazado un equipo del área de Inocuidad del Servicio Departamental de Salud para que tome las muestras y determine qué es lo que provocó la intoxicación masiva a los menores.

Se va a investigar a través del Sedes el por qué han sido intoxicados y que tipo de alimentación recibieron y para ello ya llegó el equipo de inocuidad, probablemente es el desayuno escolar, vamos a ver que no les falte absolutamente nada en atención y medicamentos”, aseguró Pacheco.

Entretanto el personal médico trabajó intensamente en la estabilización con rehidratación de los menores a través de sueros ya que muchos presentaron náuseas, vómitos, diarrea y cuadros de deshidratación.

Publicidad

Tendencias