Conecta con nosotros

Fútbol Boliviano

Conoce la triste historia de la tenista Boliviana Noelia Zeballos 

Publicada

el

La tenista contó a Deportes El Diario como sustenta sus participaciones internacionales, un esfuerzo que vale la pena.

 

“Las mujeres que llevan el nombre de Noelia son personas que pueden parecer tranquilas, pero en su interior se libra una gran batalla. Quien se llame Noelia será una mujer segura de sí misma, fuerte y con capacidad de lucha que sabe sobreponerse ante la adversidad”, dicta con mucha exactitud una breve descripción del nombre de una de las tenistas que marcó historia en el deporte boliviano.

Noelia Zeballos, nacida en Santa Cruz, un 2 de mayo de 1994, es la primera tenista boliviana en sumar una medalla para el país en los Juegos Panamericanos de Lima. Lo hizo junto a su hermano, Federico, ambos enorgullecieron al país con su logro. Pero para llegar a esta hazaña, Noelia tuvo que pasar muchas carencias, por lo que su sacrificio y perseverancia para seguir sus sueños en el tenis le dan el crédito de virtud, es luchadora y tenaz.

Noelia dio sus primeros pasos en el tenis desde que era niña. Su padre (Freddy) fue su mentor en este deporte, a partir de los 10 años, partió a jugar varios torneos y logró títulos nacionales.

Pudo pasar la frontera con dos giras que organizó la Confederación Sudamericana de Tenis y su palmarés se inició con el título Patujú Open, en Santa Cruz.

Motivada por llegar lejos en este deporte, Noelia decidió dar el salto al profesionalismo internacional desde sus 17 años, siguiendo los pasos de su hermano (Federico), quien fue uno de sus guías.

Empero, la realidad fue dura, ya que sin patrocinio la boliviana tuvo que sacrificar mucho. Noelia contó a Deportes El Diario un hecho patético:

“Viajo sola, primero que nada, sin entrenador y economizando al máximo en los hoteles, buscando apartamentos que se alquilan, que son más baratos de lo que se encuentra con respecto a hoteles. Además, cocinando en casa y a veces en supermercados como sándwiches, porque los alimentos son caros”, contó la cruceña de 25 años.

Para cumplir su sueño internacional, Noelia cuenta que se queda en Europa como cuatro meses y pese a que los torneos tienen espacios largos entre semanas, ella no puede retornar al país porque no le alcanza para los pasajes, salvó para un solo viaje de ida y vuelta. Además, que viaja sin entrenador, lo hace todo sola, a comparación de sus colegas internacionales. “Este tipo de cosas y esfuerzos personalmente los hago con mucho gusto, porque para mí es mi pasión y sueño poder llegar hasta estar entre las mejores del mundo del tenis”, acotó sonriente.

Noelia considera que “este roce internacional te hace crecer como deportista y como persona. El salir fuera de tu país a mí me sirvió muchísimo, incluso me ayudó a madurar también, ya que me acostumbré a viajar sola y tomarme las cosas más en serio”.

No obstante ella apunta que “pese a que es una manera muy difícil y casi imposible de la manera en la que lo hago yo, me siento muy satisfecha”.

Fue de esta manera que ella logró su primer título en el certamen Futures W15 de Lima, así se encaminó a los Juegos Panamericanos donde dejó su huella de manera individual y además hizo historia en dobles mixtos junto a su hermano.

Noelia recibió un premio económico por parte del Estado por su desempeño en Lima, ella considera que es un gran paso, pero que ahora espera tener más apoyo para que siga sumando logros.

“Mi objetivo por ahora es llegar a los 400 del mundo, además me di un plazo de unos tres años de manera correcta para llegar a las top 100 a nivel mundial. La próxima semana tenemos torneos en Paraguay, que de hecho no tenemos pasajes (sonríe) o sea no sabemos cómo llegar todavía allí y de aquí a un mes o tres semanas ir a Europa”, manifestó.

El Decano de la Prensa Nacional le consultó: ¿Cómo incentivar a que más mujeres se sumen y sueñen en el tenis?

Noelia respondió que se trata de esfuerzo, sacrificio y constancia. “Yo sé que es una carrera muy difícil la del tenis profesional, porque cuando eres amateur o junior no es muy complicado, la cosa es cuando pasas el escalón arriba de manera profesional, donde es la gente se desanima por la falta de apoyo”, resaltó la atleta, quien afirma que esperar llegar lejos como hizo María Fernanda Álvarez, una de las más destacadas en la historia del país.

Fuente: El Diario

/>
Seguir leyendo

Facebook

Tendencias