Conecta con nosotros

Sociedad

Culturas celebra el Solsticio de Verano revalorizando los saberes ancestrales de Bolivia

“Ahora, estamos en presencia de nuestras autoridades originarias, que para ellos significa muchísimo esta fiesta del Jilla Pacha. Desde el ministerio queremos recuperar ese conocimiento del solsticio de verano, no se festeja solo en La Paz, sino en todos los pueblos”.

Publicada

el

solsticio de verano
Foto-Ministerio de culturas

La Paz, 21 de diciembre 2021

Revalorizando las tradiciones y costumbres ancestrales de Bolivia, este martes se celebra el Solsticio de Verano. Cada 21 de diciembre, los antepasados del Tahuantinsuyo celebraban el Qhapaq Raymi, la fiesta de la renovación, de los primeros cultivos, todo en armonía con la Madre Tierra, para lo cual se realizó una ceremonia andina en la plaza Murillo de la ciudad de La Paz, que contó con la participación de las ministras de Culturas, Sabina Orellana, y de la Presidencia, María Nela Prada.

“Ahora, estamos en presencia de nuestras autoridades originarias, que para ellos significa muchísimo esta fiesta del Jilla Pacha. Desde el ministerio queremos recuperar ese conocimiento del solsticio de verano, no se festeja solo en La Paz, sino en todos los pueblos”, dijo la Ministra de Culturas.

Explicó que esa cartera de Estado realiza esas actividades para recuperar y preservar los conocimientos ancestrales de los pueblos que pretendieron ser reemplazados con otras culturas foráneas.

Por su parte, la Ministra de la Presidencia, manifestó que esas actividades son “momentos de encuentro con nuestra raíces” para la reconstrucción y consolidación del Estado Plurinacional.

Se celebra el Qhapaq Raymi como agradecimiento a la Pachamama, revalorizando los conocimientos y saberes ancestrales, de las Naciones Pueblos Indígenas Originarios Campesinos y del pueblo boliviano para fortalecer la identidad cultural en la lucha contra la herencia cultural y para renovar el compromiso del equilibrio y armonía con la Madre Tierra.

Elementos andinos están presentes en esta celebración como la Illa (amuletos), que representa a todos los animales, y la Ispalla (semillas), a todo lo mineral y vegetal.

“Ambos son la complementación natural del ciclo de producción que debemos agradecer a la Pachamama, los primeros frutos de la siembra que se realizó en septiembre, son los alimentos que nos brinda la tierra y por los que debemos agradecer”, señala el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización.

Publicidad

Tendencias