Conecta con nosotros

Política

Despiden a jefes de la Casa Militar y la seguridad de la hija de Ánez por supuesta infidencia sobre vuelos cuestionados

Publicada

el

(Infodiez-19/05/20)

Una denuncia presentada a La Razón por oficiales militares señala que Carolina Ribera tenía personal de seguridad, vehículo del Ministerio de la Presidencia, fotógrafos, maquilladores y gestores de redes sociales propios.

Luego de los cuestionados viajes en avión de la hija de la presidenta Jeanine Áñez y el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, jefes militares de la Casa Militar y al Jefe de Seguridad Presidencial y otros miembros de esa unidad fueron destituidos por presunta “infidencia” de los casos.

La Razón intentó sin éxito obtener una contraparte por parte de Núñez y otras autoridades de Gobierno, que respondieron a sus teléfonos móviles.

Denuncias

Un oficial de las Fuerzas Armadas y otro de la Policía Boliviana, quienes pidieron la reserva de su identidad, se contactaron con este diario para dar a conocer su molestia con relación a cómo se administra el personal en el entorno del Palacio de Gobierno y los cambios intempestivos a causa de información revelada y relacionada a los viajes que hizo la hija de la Presidenta y la miss Rurrenabaque junto a Núñez.

“Todos estos hechos de conocimiento público derivaron en la destitución del cargo de los principales miembros del grupo de seguridad de la Presidenta de Estado, puesto que a criterio de la familia de la Presidenta, los mismos fueron los únicos que estuvieron presentes de forma directa en los mencionados viajes, teniendo la posibilidad de realizar grabaciones, fotografías y otros, además de realizar todas las coordinaciones para los arribos y poseer la información referente a fechas, horas y rutas de los vuelos de forma directa”, aseguró uno de los efectivos.

Asimismo, develó que el 12 de mayo fueron destituidos de su cargo del general de Brigada A. T. M., el jefe de la Casa Militar, coronel E. V. A.; el jefe de Edecanes y el mayor de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) J. C. A.

“Los mismos coordinaban y tenían acceso directo con todo movimiento que se realiza en Palacio de Gobierno, además son los que autorizan todo ingreso a instalaciones de gobierno, los planes de vuelo, arribos, rutas de viajes y protocolo militar”.

Posteriormente, el 14 de mayo también fueron separados el coronel L. H. C. D., jefe de Seguridad Personal de la Presidenta; el capitán I. T. G., jefe de Grupo de Caravana de Seguridad; el capitán M. A. C. M., oficial de Seguridad Personal de la hija de la Presidenta; el teniente J. P. D. P.; el jefe del Grupo Táctico de Caravana Presidencial y otros oficiales, así como los conductores.

“Fueron destituidos injustificadamente por presunta infidencia en todas las actividades realizadas por la hija de la Presidenta en los últimos viajes realizados por la misma en plena cuarentena nacional”, observó otro efectivo.

Los casos

Los sucesos conocidos públicamente y que causaron polémica en las últimas semanas fueron protagonizados por la hija de la mandataria, quien realizó más de un vuelo en aeronaves oficiales. Aquél incluso recibió partes y protocolos militares cual si fuera una autoridad de Estado.

Además, disponía de un grupo de seguridad (oficiales policiales), varios vehículos de seguridad (del Ministerio de la Presidencia), conductores también uniformados, fotógrafos, encargados de redes sociales, maquillaje, vestuario y otros, todos funcionarios públicos entre uniformados y civiles asignados particularmente a ella los siete días de la semana y más aún en viajes, describen los denunciantes.

El 26 de abril, la hija de Añez, Carolina Ribera Añez, llegó después del mediodía al municipio de Roboré en Santa Cruz en una aeronave oficial de la FAB. El viaje desató polémica y susceptibilidad sobre el uso de los bienes del Estado, ya que las autoridades de la región señalaron que desconocen las razones de la visita y que Ribera no aceptó reunirse con ellas.

En el material audiovisual que registra la llegada de la hija de Añez a Roboré se observa que efectivos de la Policía Militar (PM) esperan el arribo y posteriormente cargan unas bolsas y equipaje a una camioneta, presuntamente de propiedad del exalcalde de Roboré, con destino al hotel Biotermal.

Este hecho fue rechazado y justificado por el Gobierno, que aseguró que la actuación de la hija de la Mandataria tenía fines humanitarios.

Luego, el 30 de abril, también se presentó una denuncia en contra de la diputada Ginna Torrez Saracho y su hijo Mauricio Raña Torrez, quienes abordaron el avión FAB-026 para trasladarse de Tarija a La Paz, en el que supuestamente estaba Ribera.

A pesar de que el vuelo fue oficial, trasladó a personas particulares en plena cuarentena. Horas más tarde, la diputada y su hijo asistieron al cumpleaños de Ribera en la Residencia Presidencial ubicada en la zona de San Jorge.

Réplica

Este suceso igual fue justificado por el Ejecutivo, cuando aseguró que la diputada tiene una enfermedad grave que no le permite caminar sola y que debía ser acompañada por su hijo, además de que debía asistir a una sesión de la Asamblea Legislativa, hecho que no sucedió.

El sábado 2 de mayo, se hizo público otro vuelo, esta vez de la aeronave 048 de la FAB por la ruta Rurrenabaque-La Paz. La ex miss Rurrenabaque Yaracobi Shiraishi fue trasladada en ese vuelo junto al ministro Núñez.

“Estos cambios que se han dispuesto en las fuerzas militares y policiales perjudican de total sobre manera el plan de carrera que nosotros como oficiales superiores aspiramos y ostentamos durante más de 30 años de esfuerzo y dedicación a lo largo de nuestras carreras, puesto que nosotros cumplimos requisitos en cada grado y destino, mismos que son calificados al final para ascender a los grados superiores de mando de nuestras instituciones, y estos cambios intempestivos producen disminución de puntajes y antecedentes negativos que nos perjudican irreversiblemente en nuestra carrera, todo por no socapar hechos de corrupción y delitos cometidos por mandatarios, sus hijos y otras autoridades del Estado”, reclamaron de manera conjunta los uniformados. /La Razón

Publicidad

Facebook

Tendencias