Conecta con nosotros

Economia

El 2021 la economía boliviana recuperó la confianza de los inversionistas extranjeros

Los datos confirman que los inversionistas extranjeros recuperaron la confianza en el país producto de la implementación de políticas económicas y sociales que permitieron reactivar la producción de diversos sectores y la generación de ingresos para el país.

Publicada

el

Crédito FMI
Foto-Banco Central de Bolivia

La Paz, 22 de junio 2022

El Banco Central de Bolivia (BCB) publicó el “Reporte de Capital Privado Extranjero en Bolivia – Gestión 2021” que muestra que la economía boliviana fue receptora neta de capitales externos, reflejando la recuperación de la confianza de los inversionistas extranjeros en el país mediante la aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo que lleva adelante el Gobierno nacional.

Luego de dos gestiones en las que se registraron retiros de capitales, en 2021 Bolivia tuvo un ingreso por Inversión Extranjera Directa (IED) de $us594 millones y, en términos brutos, la IED alcanzó a $us1.048 millones, mostrando una mejora significativa en relación a 2019 y 2020.

Los datos confirman que los inversionistas extranjeros recuperaron la confianza en el país producto de la implementación de políticas económicas y sociales que permitieron reactivar la producción de diversos sectores y la generación de ingresos para el país.

Por actividad económica, los flujos de la IED se dirigieron en gran parte al sector de la Industria Manufacturera (36% de participación), una de las mayores fuentes de empleo en el país; asimismo, Minería (28%) e Hidrocarburos (18%) se constituyeron en los sectores estratégicos generadores de excedentes. En la misma línea, el resto de sectores presentó un incremento en relación a 2020. (Gráfico 1)

El Reporte de Capital Privado Extranjero en Bolivia – Gestión 2021 también muestra el desempeño de los flujos de IED en el mundo y la región, destacando la importante recuperación de Bolivia en relación a los países vecinos, al pasar de una cifra negativa, de -3,1% respecto del PIB nacional, a una positiva de 1,5%, lo cual da señales que estamos en la senda de la recuperación.

Cabe señalar que, en 2020, todos los países registraron flujos positivos de IED a pesar de la pandemia con excepción de Bolivia, que fue el único país que registró una cifra negativa debido a la inestabilidad política y la mala administración del gobierno de facto. (Gráfico 2)

La inversión neta de capitales externos más la inversión pública nacional, permitieron al país, en 2021, recuperar la senda del crecimiento económico sostenido y consolidar la reconstrucción de la economía con estabilidad y generación de empleos.

Publicidad

Tendencias