Conecta con nosotros

Fútbol Boliviano

El INADI investigará a River por odio racial hacia los bolivianos 

Publicada

el

Buenos Aires Argentina 5 de agosto de 2020

El partido jugado entre el equipo argentino y el Jorge Wilstermann boliviano continúa dando que hablar. Una denuncia radicada en el organismo que regula los comportamientos discriminatorios impulsará una investigación que busca esclarecer hechos de xenofobia contra los jugadores e hinchas bolivianos.

Victoria Donda será la encargada de encabezar la investigación.

En ocasión del partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, el equipo boliviano Jorge Wilstermann recibió a su par argentino River Plate en la ciudad de Cochabamba. El partido, que se desarrolló el 14 de septiembre de 2017, fue una verdadera fiesta. A pesar de la derrota por 3 a 0 del equipo argentino, los protocolos de seguridad se llevaron adelante a la perfección y se vivió un evento deportivo a toda orquesta. El partido de vuelta, sin embargo, quedará marcado en la historia negra del fútbol argentino.

El 21 de septiembre de ese mismo año River Plate recibió en su estadio a Wilstermann por el partido de vuelta. Debía remontar un duro 3 a 0 en el partido de ida y tanto los hinchas locales como la propia dirigencia gallina le hicieron sentir la presión a los jugadores y simpatizantes bolivianos desde el comienzo del partido.

Cuando apenas llevaban ocho minutos del reconocimiento del campo de juego, sorpresivamente se apagó la luz de la cancha y personal de seguridad obligó a los jugadores a retirarse hacia los vestuarios. Mientras tanto, los hinchas entonaban a plena voz cánticos xenófobos hacia los hinchas bolivianos. Acorde a éstos, además de insultos hubo escupitajos y hasta objetos contundentes que caían sobre sus cabezas, ante la mirada indiferente de las fuerzas de seguridad.

Apenas comenzado el partido, el arquero Raúl Olivares del Wilstermann notó que había algo raro. Según sus propias palabras, “los jugadores de River corrían con un ritmo extraordinario. He jugado con los mejores equipos de Sudamérica y nunca vi algo igual. Tenían la velocidad que uno esperaría en el Barcelona o el PSG”. El resultado final fue un contundente 8 a 0 a favor del equipo argentino, logrando un curioso global de 8 a 3.

Horas después, se supo que Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada habían dado positivo en el control antidoping, por el uso del diurético hidroclorotiazida, lo que implicó siete meses de suspensión para ambos. A pesar de los reclamos de todo el ambiente futbolístico y de los jugadores de Wilstermann en particular, no hubo consecuencias para River Plate, que siguió compitiendo en la copa sin problemas.

“Fue todo muy extraño. A River debieron haberlo descalificado, incluso se habló de siete u ocho jugadores que dieron positivo. Después fueron dos, después uno solo y juvenil. Finalmente, no pasó nada.”, explicó Olivares, el arquero del equipo boliviano recientemente en una nota periodística.

En las últimas horas, una denuncia hecha en la sede del INADI podría repercutir, finalmente, en alguna consecuencia para el equipo de Núñez. Acorde a lo presentado por Sergio Parodi, se llevará adelante una investigación a raíz de los numerosos actos xenófobos, muchos de ellos plasmados en imágenes que tristemente recorrieron el mundo.

Insultos, cánticos de odio racial, piedrazos a los micros que trasladaban a los jugadores y hasta golpes de puño, serán sustancia de debate en los próximos meses para el organismo que regula el comportamiento discriminatorio de los argentinos.

Quedará en manos de Victoria Donda, titular del organismo, el darle curso a las consecuencias legales correspondientes o esconder el escándalo bajo la alfombra. Fuente: Realpolitik

 

Tendencias