Conecta con nosotros

Economia

El SIN cumple 102 años con el objetivo de continuar su modernización tecnológica

Impuestos Nacionales

La Paz, 20 de marzo de 2021

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) cumple este 19 de marzo 102 años de su creación con objetivos como administrar el sistema tributario y continuar con la modernización de sus sistemas informáticos para el proceso de control, fiscalización y cobro de tributos, que fueron afectados por el Gobierno transitorio.

Por esta ocasión, el presidente del SIN, Mario Cazón, envió al personal de la institución una felicitación y reafirmó el compromiso institucional para optimizar la recaudación tributaria, que el Estado Plurinacional invierte en obras de beneficio común para todas y todos los bolivianos.

Lamentó el retroceso experimentado dentro de la Administración Tributaria durante el Gobierno de Áñez, que por ejemplo abrogó el Sistema de Facturación Electrónica (SFE), así como olvidó la mejora continua de los procesos administrativos y de control interno.

“Esa anulación —declaró Cazón— significó un retroceso en la modernización del control y el pago de impuestos en nuestro país; por eso estamos volviendo a retomar este proyecto, gracias al impulso que le está dando nuestro presidente Luis Arce Catacora”.

La Facturación Electrónica significa un avance tecnológico que permitirá al contribuyente reducir tiempo y costo en sus operaciones, porque ya no imprimirá la factura en papel.

La autoridad recalcó que “el proyecto más grande que tiene Impuestos Nacionales es la modernización tecnológica de la Administración Tributaria”, para que el contribuyente cumpla obligaciones tributarias por Internet, desde su actividad económica o domicilio.

“El objetivo de Impuestos Nacionales —reafirmó— es que el contribuyente ya no venga a las oficinas de la Administración Tributaria para el pago de impuestos y que los trámites administrativos los realice por Internet, a través de la plataforma del SIN”.

“Así también —afirmó Cazón— se está está retomando en mi gestión la recertificación de la ISO 9001: 2015, con una auditoría externa que estamos gestionando ante IRAM de Argentina y que se desarrollará en abril”.

A estos objetivos se suman otras tareas que el SIN empezó a desarrollar para restituir el sistema tributario, que prácticamente fue paralizado por el Gobierno de facto, bajo la excusa de que era difícil cobrar impuestos por la pandemia del coronavirus.

Ya en esta nueva gestión de Gobierno, el SIN normó y puso en vigencia el Régimen de Reintegro en Efectivo del Impuesto al Valor Agregado (Re-IVA), que ya tiene más de 27.000 beneficiarios registrados y forma parte de la política de redistribución del ingreso y la dinamización de la demanda interna.

También puso en vigencia el Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF) para las personas naturales, residentes en el país, con una fortuna neta acumulada situada o colocada en el territorio nacional y/o en el exterior mayor de Bs30 millones, que deben pagar este tributo hasta el 31 de marzo de 2021.

Además, para las personas naturales de nacionalidad boliviana o extranjera que no residen en el país, pero poseen en Bolivia una fortuna neta mayor de Bs30 millones, que deben pagar el IGF hasta el último día hábil de abril de cada año

Breve historia del SIN

Mediante Decreto Supremo de 19 de marzo de 1919 se creó la “Dirección General de la Renta de Alcoholes e Impuestos Internos de la República”, institución que es el antecedente histórico del actual Servicio de Impuestos Nacionales.

En 1928 se instituyó la primera Administración Tributaria con el asesoramiento de la Comisión Financiera dirigida por Edwin Kemmerer, y la vigencia de 12 impuestos nacionales.

Desde 2016, la misión del SIN es recaudar los recursos provenientes de los impuestos nacionales que Estado Plurinacional requiere para consolidar el Modelo Económico Social Comunitario Productivo para el Vivir Bien.

En este nuevo aniversario de la Administración Tributaria, Cazón agradeció a los servidores públicos de la institución por el trabajo que desarrollan cada día para optimizar la recaudación fiscal, que el Estado Plurinacional invierte en obras que benefician a todas y todos los bolivianos.

Tendencias