Conecta con nosotros

Sociedad

En La Paz más de 59 mil niñas y niños no viven con sus padres

La campaña de Aldeas Infantiles SOS “Juntos Para que Cumplan Sus Sueños”, es una invitación a que los bolivianos pongamos nuestra atención en una problemática que tiene impacto directo en el futuro de nuestro país.

Publicada

el

Niños_abandonados
Foto-Aldeas SOS

La Paz, 1 de octubre 2021

Después del impacto de la pandemia, se estima que un millón de niñas y niños bolivianos están en riesgo de perder el cuidado de su familia. De acuerdo a un estudio realizado entre Aldeas Infantiles SOS y la Universidad Católica Boliviana, con el apoyo de la Universidad de Bruselas, hasta antes del impacto de la Covid-19, 274.000 niñas y niños habían perdido el cuidado de sus padres.

Según el mismo estudio, en La Paz, son 59.768 niñas, niños y adolescentes que no vivían con sus padres o madres. Se estima que las cifras han empeorado con el impacto de la pandemia.

La campaña de Aldeas Infantiles SOS “Juntos Para que Cumplan Sus Sueños”, es una invitación a que los bolivianos pongamos nuestra atención en una problemática que tiene impacto directo en el futuro de nuestro país. Quienes deseen saber cómo pueden sumarse a esta campaña pueden ponerse en contacto con nosotros al 800-170-0-77 o ingresar a www.amigosos.com ”, sostuvo Diego Salazar, Director Nacional de Financiamiento de Aldeas Infantiles SOS.

“El brote de la COVID-19 ha generado un efecto negativo de manera socioeconómica, especialmente para las niñas y niños en situación de vulnerabilidad. la infancia en situación de riesgo social lo recordará como un golpe que puso en riesgo sus derechos básicos como salud, educación, alimentación y sobre todo la protección de una familia, reduciendo sus posibilidades de crecer adecuadamente”, sostuvo Mauricio Alfaro, Gerente de Proyecto para Aldeas Infantiles SOS en la ciudad de La Paz.

A raíz de esta crisis, según datos de la Fiscalía General del Estado Plurinacional de Bolivia, en 2021 se han presentado en el país más de 30.000 casos de delitos de violencia familiar, más de 50 infanticidios y el cierre de centros infantiles para niñas y niños de 0 a 6 años. Algunas investigaciones afirman que a 2020, la pandemia también significó la clausura formal del año escolar para casi 3.000.000 de estudiantes de primaria y secundaria, la ampliación de la brecha digital, y la afectación a la salud mental de la niñez y la inseguridad alimentaria debido a la pérdida del empleo, especialmente en familias con menores posibilidades.

Aldeas Infantiles SOS

Hace 52 años, Aldeas Infantiles SOS inició su labor en Bolivia con el objetivo principal de generar respuestas pertinentes a la vulneración de los derechos de niñas y niños. Desde sus primeros años de trabajo, ha desarrollado servicios que fortalezcan o complementen las iniciativas del gobierno en sus distintos niveles, las comunidades locales y las familias frente a la pérdida del cuidado familiar, con un enfoque de sostenibilidad y pertinencia al contexto.

Aldeas Infantiles SOS en Bolivia tiene presencia en ocho ciudades: Cochabamba, El Alto, La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Sucre y Tarija con diversas modalidades de atención enfocadas en la prevención de la pérdida del cuidado familiar y la restitución del derecho a vivir en familia para las niñas y niños bolivianos, respondiendo a las Directrices de modalidades alternativas de cuidado de Naciones Unidas, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los lineamientos propuestos en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (PDES) en referencia a la erradicación de la pobreza, así como a los pilares de la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025 del Estado Plurinacional de Bolivia.

Tendencias