Conecta con nosotros

Sociedad

FELCN destruyó más de 11 toneladas de droga en seis meses de interdicción

Publicada

el

(Infodiez-2/09/20)

La FELCN y el Ministerio Público ejecutaron 250 actos de destrucción de drogas ilegales, de los cuales, la UNODC participó en el 60% (151 actos). Desde finales de marzo, debido a las medidas de restricción por la pandemia COVID-19, este acompañamiento se realizó a distancia y en tiempo real mediante el uso de videollamadas.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), en coordinación con el Ministerio Público y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), destruyó más de 11 toneladas de droga que secuestró en seis meses de interdicción, según el informe del proceso de destrucción de drogas ilegales incautadas en Bolivia que financió la Unión Europea.

“El COVID-19 ha tenido efectos directos y colaterales también en materia de drogas y en su control. El confinamiento, cierre de fronteras, suspensión de transporte aéreo y terrestre y principalmente bajas y contagios en miembros de la Policía Boliviana, genera asimetría y desde un enfoque objetivo, este periodo no es comparable con gestiones pasadas”, señala en nota de prensa de la UNODC.

Sin embargo, los datos son loables, porque entre enero y julio de 2020, la FELCN en sus 4.587 operativos secuestró 5.476 kg de pasta base de cocaína, 3.195 kg de clorhidrato de cocaína y 2.844 kg de marihuana para expendio. La UNODC validó la destrucción del 68% de pasta base de cocaína (3.740 kg), 97% del clorhidrato de cocaína (3.103 kg) y 88% de marihuana para expendio (2.509 kg)”.

A pesar de la pandemia del coronavirus, la FELCN siguió trabajando y realizando operaciones de interdicción bajo el instructivo de la presidenta Jeanine Áñez de “cero tolerancia al narcotráfico”, e  incluso a pesar de las condiciones y carencia de equipamiento y logística.

La FELCN y el Ministerio Público ejecutaron 250 actos de destrucción de drogas ilegales, de los cuales, la UNODC participó en el 60% (151 actos). Desde finales de marzo, debido a las medidas de restricción por la pandemia COVID-19, este acompañamiento se realizó a distancia y en tiempo real mediante el uso de videollamadas.

Cuando se implementó la cuarentena rígida, señala el informe, “se observó una disminución de operativos e incautaciones de manera coincidente a la aparición de la pandemia y al confinamiento”, pero entre junio y julio ante la flexibilización del confinamiento y restricciones, hubo un “repunte de hallazgos e incautaciones”.

En el informe, la UNODC recomienda al gobierno de Bolivia “estar alerta y redoblar esfuerzos” de control e interdicción ante el posible acopio de sustancias controladas, que podría generar una sobreoferta y proliferación del tráfico y transporte masivo de drogas, tanto terrestre como aérea, durante los siguientes meses”.

Tendencias