Conecta con nosotros

Política

García Linera dice ‘Volveremos y seremos millones’

Publicada

el

(Cochabamba, 11 noviembre) Álvaro García Linera renunció el domingo al cargo de Vicepresidente del Estado como también de Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), y pidió no destruir Bolivia.

«A los que nos robaron el voto no destruyan Bolivia, que su ambición, violencia y egoísmo no destruya Bolivia; al pueblo, estaremos a su lado y vamos a cumplir la sentencia de Túpak Katari: Volveremos y seremos millones», indicó en un comunicado de prensa que brindó junto con el presidente Evo Morales, quien también dimitió a su cargo.

García Linera aseguró que el «golpe» en el país se ha consumado, y cuestionó que no se haya reconocido la victoria del binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), porque «fuerzas oscuras» desde el mismo día de los comicios comenzaron a conspirar, quemaron instituciones, golpearon gente, insultaron e intimidaron.

No obstante, y pese al alejamiento del Gobierno, García Linera aseveró que siempre estará con el pueblo y de parte de los más pobres en los barrios, en la academia y con las organizaciones.

Aseguró que en casi 14 años de Gobierno, se nacionalizó los recursos naturales, se convirtió a 3 millones de bolivianos en ciudadanos de clase media, Bolivia no se hincó ante los extranjeros para pagar salarios, se devolvió la dignidad y se entregó más de 200.000 viviendas.

Así también, dijo que se industrializó los recursos naturales, se garantizó la educación gratuita, el país creció económicamente, el niño tuvo su bono y la mujer embarazada su apoyo, como también se creó el Seguro Universal de salud.

«Nuestro presidente toma la decisión y yo también, soy su vicepresidente y le he sido leal y me siento orgulloso de haber sido vicepresidente de un indígena, un campesino y le será siempre leal, acompañándolo en buenas y malas», mencionó.

García Linera expresó su aliento al país para que pronto se levante y se reconstruya la democracia que fue afectada.

«Vamos bolivianos, vamos a salir juntos adelante, son sombras oscuras que han destruido la democracia, pero más pronto que tarde con los indígenas se volverá a restablecer nuestra patria y ahí estaremos junto a ellos para aportar a la nueva reconstrucción de la democracia que derrotará a las fuerzas pervertidas que quieren destruir los logros del pueblo», aseguró.

Tras las elecciones, Bolivia vivió una escalada de violencia alentada por grupos radicales de oposición y cívicos organizados para dar un golpe de Estado, según lo denunció el Gobierno.

Desde el 23 de octubre un paro de actividades y bloqueos en varios puntos de las ciudades, además de algunas carreteras, se tornaron violentos y sus impulsores cambiaron su demanda al pedido de la renuncia del jefe de Estado.

Facebook

Tendencias