Conecta con nosotros

Sociedad

Hombre fue a beber, apareció en un ataúd y se salvó de ser «ofrenda» a la Pachamama

Logró escapar la madrugada del lunes de una construcción en la localidad de Achacachi, en la que se encontraba dentro de un ataúd.

Publicada

el

Hombre ofrendado a la Pachamama
Foto-Hombre ofrendado a la Pachamama

La Paz, 8 de agosto 2022

Víctor Hugo brindó un relato sorprendente. El paceño indicó que un «camarada» del cuartel lo invitó a compartir bebidas alcohólicas y que, luego, perdió el conocimiento. Álex Magne, la persona que lo halló deambulando, comentó que el hombre tenía cemento en el rostro.

En La Paz, un hombre asegura que se salvó de ser ofrendado a la Pachamama el fin de semana.

Según relató a los medios, logró escapar la madrugada del lunes de una construcción en la localidad de Achacachi, en la que se encontraba dentro de un ataúd. Cuando estaba deambulando en la zona de la Ceja de El Alto, otro hombre lo auxilió.

Víctor Hugo M., el domingo 7 de agosto, salió a bailar tobas en la pre-entrada de Villa Victoria en La Paz. Luego consumió bebidas alcohólicas y aparentemente fue «pildoreado» por otro hombre que le dijo ser su camarada del cuartel.

Minutos más tarde perdió el conocimiento y despertó dentro de un ataúd.

“Estaba compartiendo en la Villa Victoria. Yo bailo tobas. Después de eso me encontré con un camarada que me invito una cerveza y ya no me acuerdo nada. He aparecido enterrado y con ataúd, todo, en una construcción. Ahí me enterraron”, relató Víctor Hugo a los medios de prensa.

El joven se encontraba deambulando por la Ceja de El Alto, cuando fue hallado por un hombre, quien lo ayudó y lo llevó a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto. Los agentes no pudieron recepcionar la denuncia, porque el joven aún se encontraba en estado de ebriedad.

Álex Magne, la persona que lo halló deambulando, comentó que Víctor Hugo estaba cubierto con cemento en el rostro y la cabeza, declaración que es comprobada por los rasgos de cemento que tiene el joven en todo el cuerpo.

“Esta mañana me levanté para ir a orinar y ya no podía salir. He roto el vidrio, toda mi mano me he lastimado, apenas he salido. En Achacachi (lugar donde despertó), pero fui a la Policía y me dijeron que estoy en estado de ebriedad, vas a venir sano, me dijeron”, dijo el hombre, quien se salvó de ser enterrado vivo.  //Opinión

Publicidad

Tendencias