Conecta con nosotros

Sociedad

La cepa brasileña es más contagiosa pero no es tan letal

Rebrote del covid-19

Santa Cruz, 20 de abril 2021

La saturación de los centros de salud por el incremento de contagios supone un riesgo inmediato para los pacientes.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz advirtió sobre el riesgo que suponía el ingreso de la cepa brasileña P.1 al país. Ayer, el secretario de Salud de la Gobernación, Marcelo Ríos, elevaba la advertencia y aseguraba que estudios de laboratorios privados confirmaron la presencia de la nueva variante en Santa Cruz.

«Algunas pruebas han determinado la presencia de la variante, es por esto que las hemos remitido al Ministerio de Salud para que las pueda validar. Será el ministerio el que lo oficialice, porque este es un tema de emergencia nacional», afirmó Ríos.

La variante brasileña del coronavirus, denominada P.1, se caracteriza por duplicar el nivel de contagio respecto a otras cepas que se extendieron en el mundo. A raíz de esta mayor agresividad, varios países han determinado suspender los vuelos procedentes del gigante sudamericano.

«El miedo es justificado, la P.1 es una variante más contagiosa y se propagó muy rápido en Brasil, que es un país enorme y donde la pandemia está fuera de control», explica a la AFP la microbiologista brasileña Natalia Pasternak, directora del Instituto Questao de Ciencia.

Esta variante del virus  fue identificada por primera vez en algunas zonas de Brasil, más concretamente en la región amazónica de Manaos, por lo que también se identifica como cepa amazónica.

La revista científica «Science» publica el trabajo de un equipo internacional de investigadores en la cual se compara esta cepa con otras ya reconocidas, como la británica. En sus conclusiones, los científicos aseguran que la P.1 resulta hasta dos veces más transmisible que las cepas anteriores.

La cepa brasileña se convirtió rápidamente en la cepa dominante en el vecino país. La escalada de muertes por Covid-19 en Brasil asentó la creencia de que también era una cepa con mayor letalidad. Sin embargo, Jesem Orellana, investigador en Amazonas del instituto Fiocruz, apunta al colapso hospitalario como el argumento que explica el incremento de decesos.

«Esta variante es más contagiosa» afirma Orellana. A eso se suma «el relajamiento generalizado» de la población frente a las medidas de prevención, «cansada de las medidas de cuarentena«, una combinación que, a juicio del experto, explica las elevadas cifras de fallecidos.

La variante brasileña ha sido detectada en varios países de América del Sur, como Argentina, Chile, Uruguay, Perú y Venezuela. También llegó a Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia, que el lunes anunció la suspensión de vuelos desde Brasil al igual que otras naciones.

Orellana equipara a la variante brasileña con la cepa sudafricana, puesto que la P.1 tiene la mutación E484K, que podría generar más infecciones que las otras cepas. Su agresividad radica en la mayor demanda de anticuerpos para resistir al virus.Además tiene numerosas variaciones en la proteína Spike, a través de la cual el virus ingresa a las células para infectarlas.

«Es como si tuviese una llave maestra que le permite abrir varias puertas al mismo tiempo», observa el investigador de Fiocruz.

Los investigadores coordinados por Ester Sabino, de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) han  evidenciado que la variante puede evadir una respuesta inmune a cepas anteriores del virus.

En los estudios preliminares, Orellana constató que la P.1 no aumentó la tasa de mortalidad en hospitales de Manaos, en comparación con la primera ola de la pandemia, en abril de 2020. Los resultados son similares a a otros informes conocidos sobre la cepa británica que tampoco derivan en casos más graves de Covid-19.  //El Deber

Tendencias