Conecta con nosotros

Política

«Lo ajeno no se toca»: Gobierno propone ley para castigar el robo flagrante con siete años de cárcel

“El delito del robo menor, un robo totalmente verificado por cámaras, es absolutamente necesario combatirlo. El Ministerio de Gobierno ha estado trabajando arduamente, porque todos tenemos amigos, familiares que han sufrido el robo de un celular, de una mochila y después nunca lo han podido recuperar aun habiendo identificando al culpable (…), se trata de combatir la impunidad y encarcelar a quienes quieren apropiarse de lo ajeno”.

Publicada

el

proyecto sobre robos
Foto-Presidente Arce presenta proyecto sobre robos

La Paz, 9 de mayo 2024

El presidente Luis Arce presentó este jueves el anteproyecto de ley denominado «Lo ajeno no se toca«, que tiene como objetivo luchar contra la delincuencia y velar por la seguridad de la población. En esta propuesta normativa se crea una nueva figura penal de apoderamiento flagrante, para que los delincuentes sean sancionados a siete años de prisión.

“El delito del robo menor, un robo totalmente verificado por cámaras, es absolutamente necesario combatirlo. El Ministerio de Gobierno ha estado trabajando arduamente, porque todos tenemos amigos, familiares que han sufrido el robo de un celular, de una mochila y después nunca lo han podido recuperar aun habiendo identificando al culpable (…), se trata de combatir la impunidad y encarcelar a quienes quieren apropiarse de lo ajeno”, dijo Arce.

El Jefe de Estado explicó que el Proyecto del Sistema Integrado de Comando y Control para Seguridad Ciudadana Subnacional BOL-110 y otros mecanismos ayudarán a implementar esta nueva política, plasmada en el anteproyecto de ley que fue remitido a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para su tratamiento y aprobación.

“El uso de cámaras se ha extendido a varios lugares, las tiendas comerciales, los supermercados, aeropuertos, todos han ido introduciendo las cámaras como un medio de seguridad, que le da cierta seguridad a la población, pero esas imágenes no van a servir de nada con la normativa legal que tenemos (…), todos juegan con la actual normativa legal”, añadió.

Sin embargo, con este anteproyecto que crea una nueva figura penal denominada “apoderamiento flagrante de la cosa ajena” como un delito, que permitirá que los delincuentes sean sancionados de manera “oportuna y de manera ejemplar”.

Según el anteproyecto normativo, dada la flagrancia, las imágenes de las cámaras de seguridad, las pruebas fidedignas de la flagrancia, los presuntos delincuentes serán procesados en menos de 24 horas y “se tendrá a los culpables pagando sus penas en las cárceles”.

“Hemos enviado en realidad nuestro proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para que, a la brevedad posible, pueda tratarse. Existe evidentemente diputados, senadores patriotas que saben cuál es el compromiso con el pueblo boliviano, saben para qué han sido elegidos, saben para qué están en la Asamblea Legislativa Plurinacional, para proteger a quienes han sido sus electores”, añadió.

Sin embargo, señaló que también existen otros asambleístas que están priorizando intereses particulares, personales o grupales; por ello, los exhortó a velar por la sociedad.

“Esto es una ley para todo el país, para todas las bolivianas y bolivianos. Esperamos que se pueda aprobar a la brevedad posible y avanzar en esta lucha y cambiar la mentalidad. (…), tenemos que aprender que hay que trabajar, que hay que generar los ingresos de manera limpia, honrada, porque ese es el boliviano”, enfatizó el Jefe de Estado.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, detalló que las personas que incurran en esta nueva figura penal serán sancionadas con una pena de siete años de cárcel sin derecho a indulto.

“Estamos creando este nuevo tipo penal que dice que ‘el que ilegítimamente se apodere, apoderare, sustrajere o tomare joyas, dinero, valores, minerales o energía, cosa, sujeto o no a registro, mediante descuido, violencia, intimidación, uso de armas y otros medios; o de cualquier otra forma se apropiara de cosa ajena y fuera encontrada o encontrado en flagrancia por la Policía o por particulares, o sea identificado plenamente al momento de la comisión del delito mediante grabaciones, imágenes, testigos y entrevistas policiales, será sancionado con una pena de presidio de siete años sin derecho a indulto”, enfatizó.

Tras la aprobación de esta norma, los delincuentes serán aprehendidos en una acción directa dentro del nuevo procedimiento denominado “sumarísimo penal”, en el que los fiscales podrán emitir una acusación.

“Van a emitir una acusación penal en contra de estos delincuentes, ¿qué quiere decir esto? que en la primera audiencia y la última audiencia que tengan estos delincuentes se los va a sentenciar a siete años”, añadió Del Castillo.

Tendencias