Conecta con nosotros

Sociedad

Militares reconocen que tocaron fondo con el robo de medalla presidencial 

Publicada

el

Militares reconocen que tocaron fondo con el robo de medalla presidencial

 

 

Oficiales de las Fuerzas Armadas en servicio activo aseguraron, mediante un comunicado, que con el robo de la medalla y la banda presidencial la entidad castrense “tocó fondo”, culpan al Gobierno de acabar con la institucionalidad por la corrupción.

“Hemos tocado fondo (…) hemos llegado a un extremo de insostenibilidad de la institucionalidad, al extremo de inmoralidad y desprofesionalización que no podemos más seguir callando. No podemos ser cómplices y cerrar la boca. No podemos seguir indiferentes ante este estado de cosas que pasa con nuestros mandos militares. ¡Es hora de tomar decisiones, pues hagámoslo pero ya!”, dice parte del documento.

El comunicado fue enviado a Página Siete por un oficial militar que el año pasado era parte de una instancia del Ejecutivo. Él junto a otros uniformados en servicio activo elaboraron el texto en el que describen en detalle hechos irregulares desde 2006, no obstante el mismo no está firmado por temor a represalias.

El hecho que terminó de colmar la situación de los militares fue la detención del teniente Roberto Juan de Dios Ortiz Blanco después de haberse hecho robar la medalla y la banda presidencial mientras estaba en un prostíbulo de la ciudad de El Alto.

“El teniente Ortíz es la punta del iceberg, lo que queda debajo del agua es la verdadera y pura realidad putrefacta. Una vergonzosa desprofesionalización militar. El teniente es el botón de muestra”, sostienen.

En el comunicado enviado los uniformados desglosan todos los actos de presunta corrupción e irregularidades de excomandantes y jefes militares del Ejército, de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y de la Armada, que en algún momento se hicieron públicos.

“Generales manchados de corrupción, negociados con repuestos de aviones, sobreprecios y compras fantasmas”, citan como ejemplo de corrupción en la FAB.

Asimismo, mencionaron a la reciente denuncia contra jefes del Ejército por daño económico al adjudicar a una empresa la compra de repuestos de transporte, los cuales nunca llegaron a los depósitos, según el abogado y exmilitar Omar Durán.

Además recuerdan el caso de las barcazas. “El Estado gastó más 21 millones de dólares por un negociado de barcazas que nunca llegaron y cuyos responsables gozan ahora de esos recursos”, denunciaron.

Finalmente, aseguran que el Gobierno terminó con la institucionalidad de las Fuerzas Armadas. “En estos 12 años hemos podido ver en nuestros mandos militares que la mejor forma de hacer carrera militar es ser partidario del MAS y particularmente tener el aval político de las seis federaciones de cocaleros del Chapare”, sostienen.

Los oficiales que escribieron el documento afirman que están en “crisis moral y profesional” dentro de la institución castrense hace mucho tiempo y que el caso de la medalla es sólo una muestra.

Publicidad

Facebook

Tendencias