Conecta con nosotros

Economia

Nueva inspección a Planta de Amoniaco y Urea verifica avance de cronogramas

Planta de Urea y Amoniaco

Cochabamba, 20 de marzo de 2021

El ministro de hidrocarburos y energía, Franklin Molina, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Wilson Zelaya, el Director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez y el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, inspeccionaron la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) y constataron el avance en los respectivos cronogramas de cara a la reactivación de la misma.

El Ministro de Hidrocarburos manifestó que “estamos haciendo seguimiento al cronograma que se ha planificado en diciembre para poner en marcha la PAU. Hemos venido a constatar qué avances hay; sin embargo, en esa tarea, se van encontrando algunos otros temas… Se han contratado una serie de servicios, y se vienen ejecutando todos los otros planes de mantenimiento y toda la parte de diagnósticos como la provisión de recursos humanos especializados.”

Agregó que “se confirma una vez más lo que habíamos mencionado en nuestra primera visita a la PAU y es que la acción deliberada de paralizar este complejo industrial petroquímico ha generado un daño económico al país de más de 250 millones de dólares. Sin duda este es un gran daño económico al país. No es tarea fácil reactivar la planta, ponerla en operación y mantenimiento. Sin embargo, creemos que con el equipo comprometido en la gestión y la decisión de nuestro presidente Lucho Arce de poner en marcha esta planta, se van a ir cumpliendo los cronogramas”.

Por su parte, el presidente de YPFB, Wilson Zelaya manifestó que “hay varios equipos dañados que fueron identificados ya en diciembre. No obstante, ello, debido a que no se ha hecho una hibernación adecuada de la planta, ni un buen mantenimiento durante el año pasado, en que ha estado la planta parada, se van evidenciando algunos otros daños adicionales que van a ser cuantificados para ver al final cuanto nos va a llegar a costar todo, la reparación y puesta en marcha de esa planta. Definitivamente los daños son incalculables desde el punto de vista de la pérdida de credibilidad después de haber ganado clientes durante tanto tiempo”.

El máximo ejecutivo de la petrolera nacional agregó que “ahora trabajamos con el equipo comercial paralelamente a la restauración de la planta para ir cerrando algunos aspectos comerciales de manera que en mayo o junio cuando la planta ya esté empezando a funcionar podamos enlazar rápidamente la comercialización del producto principal de la planta que es la urea”.

La planta en sí, de acuerdo a información que tenemos cuenta con procedimientos que han ido dejando la gente que implementó la planta, la gente de Korea, posteriormente han ido capacitando a la gente y esos documentos han ido plasmándose en procedimientos. Todo indica que no se han seguido adecuadamente los mismos para una parada de la planta y mantenerla así. De hecho, la planta tampoco se la construye para mantenerla parada. Hay daños en equipos que también se han presentado en diciembre, enero.

Todo indica, agregó Zelaya, que se ignoraron los procedimientos establecidos para el manejo de la PAU y una eventual paralización de actividades y para mantenerla en ese estado. “Esto ha generado cuantiosos daños a la economía de la empresa porque se ha tenido que pagar alrededor de 70 mil dólares por cada cinco días de mantener la planta parada para proteger los catalizadores de la misma. Felizmente hemos podido conseguir e importar temporalmente un equipo en calidad de alquiler que nos está brindando el servicio ahora en tanto y cuanto se pueda poner en servicio la planta”.

Por su parte, el presidente del Senado Andrónico Rodríguez, manifestó que se conformará una comisión mixta entre diputados y senadores para inspeccionar no solamente las plantas industriales, sino también proyectos camineros que se han paralizado, con financiamiento garantizado. La situación de la planta de potasio en Oruro, las plantas termoeléctricas en Yacuiba y Entre Ríos, el caso de la planta nuclear en El Alto”.

Finalizó indicando que como “parte de nuestra fiscalización estamos haciendo seguimiento a la reactivación de esta planta. Lamentablemente por el tiempo que ha estado paralizada ha causado un daño económico de más de 250 millones de dólares como ha dicho el ministro de hidrocarburo. También veremos las acciones legales contra las autoridades que han paralizado esta planta”.

Tendencias