Conecta con nosotros

Sociedad

Nuevo centro de acopio de quinua en la localidad de Umala- La Paz contribuirá a la soberanía alimentaria

Se entregó a los comunarios una moderna maquina clasificadora de quinua que será la encargada de apartar las impurezas del grano y separar el producto considerada de primera y de segunda.

Publicada

el

Centro de acopio de quinua
Foto-Centro de acopio de quinua

La Paz, 18 de junio 2022

El presidente Luis Arce Catacora, destacó este sábado la apertura de otro centro de acopio de quinua, inaugurado por la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), en la localidad de Umala, en la provincia de Aroma de La Paz, que es considerada como la cuna del grano de oro andino dulce.

Asimismo, se entregó a los comunarios una moderna maquina clasificadora de quinua que será la encargada de apartar las impurezas del grano y separar el producto considerada de primera y de segunda.

“Abrimos un nuevo centro de acopio y clasificación de quinua en Umala, provincia Aroma de La Paz”, escribió el jefe de Estado en sus redes sociales.

El primer mandatario, señaló que a través de la estatal Emapa, se contribuye a la soberanía alimentaria y se apoya fundamentalmente a los productores tradicionales de la quinua.

En el acto de inauguración, los dirigentes de la central agraria Tupac Katari de Umala, pidieron a las autoridades de Emapa que se pueda implementar en el lugar una planta procesadora de quinua y otra planta procesadora de leche, toda vez que los comunarios en su mayoría son productores de estos alimentos que se comercializan en el mercado interno.

Las autoridades de Emapa juntamente con los técnicos hicieron la presentación de la clasificadora de quinua a los productores, quienes demostraron su satisfacción y agradecimiento por este nuevo equipo que permitirá incrementar sus niveles de producción.

El llamado grano de oro andino, como también le dicen, se cultiva desde hace aproximadamente 5,000 años en Bolivia, Perú y Ecuador. Los indígenas de la zona, los quechuas, le pusieron por nombre “kinúwa” o “kínua” y así se lo enseñaron a los conquistadores españoles.

Publicidad

Tendencias