Conecta con nosotros

Sociedad

Piloto de jet narco se alejó de BoA en 2019

Publicada

el

(Infodiez-30/01/20)

Ante la información pública sobre la incautación de un jet que transportaba cocaína en México, con dos pilotos de nacionalidad boliviana, la administración de la estatal aérea comunica que uno de ellos fue contratado por la anterior gestión de gobierno, dejando la empresa en abril de 2019.

Miguel Ángel Blasquez y Aldo López eran el piloto y tripulación, respectivamente, del jet Gulf Stream GLF3, con matrícula N18ZL, que salió el martes desde Salta, Argentina, y que fue retenido en México con un cargamento de una tonelada de cocaína, según las primeras investigaciones.

Al respecto, Boliviana de Aviación (BoA) ha aclarado que López no tiene ninguna relación contractual, directa o indirecta con la empresa, pues su proceso de contratación data de mayo de 2017 y fue aprobado por el exgerente Ronald Casso.

Se presume que la droga incautada en México pudo provenir de Perú y se analiza si hubo una escala en Bolivia para cargar las 32 bolsas acopiadas en la nave, que sumaron 1.000 kilogramos de cocaína.

Asimismo, el señalado piloto forma parte de las listas de tripulantes beneficiados con sobresueldos, cuya denuncia fue presentada ante el Ministerio Público de Cochabamba, ayer, por el actual gerente de BoA, Juan Carlos Ossio.

“Este piloto fue contratado de manera irregular sin cumplir lo estipulado en los Manuales de la Institución y forma parte de la acción legal iniciada ayer en Cochabamba por el actual gerente de BoA contra la anterior administración que generó un perjuicio económico de 5 millones de dólares al Estado”, cita la nota de BoA, compartida a los medios de comunicación.

La denuncia de BoA contra el exgerente general y exgerente de operaciones, se basa en el reclutamiento de pilotos nacionales y extranjeros, sin respetar la normativa vigente como la Ley de Aeronáutica Civil, que establece temporalidad y condiciones para ese tipo de contrataciones.

En el caso de los pilotos extranjeros, se sospecha de un daño económico por 5 millones de dólares, además del favorecimiento a la empresa intermediaria de estos contratos, Aero Leasing Training Investiments Inc. (ALTI).

Publicidad

Tendencias