Conecta con nosotros

Sociedad

Ponen barbijos a los monumentos en protesta por la contaminación en Cochabamba

Los monumentos a la poetisa Adela Zamudio y otros personajes como Juan Bautista de La Salle, José Ballivián y otros amanecieron con el rostro cubierto con barbijos, además de mensajes contra la contaminación. En tanto, las afecciones respiratorias aumentaron en el hospital Viedma por San Juan.

“Nacer cochabambino. Cuánto trabajo los árboles pasan para corregir la torpeza de sus habitantes, y en la ciudad (permitidme que me asombre) tan ineptos como faustos siguen eligiendo alcaldes, porque son torpes”, dice el cartel en el monumento de Adela Zamudio en alusión al poema “Nacer hombre”.

Al igual que en 2017, la singular protesta contra la contaminación es impulsada por ciudadanos anónimos y fue bien recibida. “¡Bien hecho!”, exclamaron en redes sociales.

Los monumentos aparecieron con barbijos por primera vez en 2017 como una protesta por la falta de gestión ambiental contra la contaminación del aire, sobre todo, porque hay informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que colocan a la ciudad entre las más contaminadas del mundo.

En 2016, Cochabamba estuvo entre las 11 capitales con los índices más elevados de contaminación del aire, según la OMS.

Se detectó una concentración de 60 microgramos por metro cúbico (μg/m3) de material tipo PM 10, cuando lo admisible es una media anual de 20 μg/m3 y diaria de 50.

Las partículas de PM10 operan en el aparato respiratorio y exacerba enfermedades como el asma.

Después de San Juan, la ciudad registró el pico más alto de contaminación en cinco años, con un 62 por ciento.

La directora del Viedma, Daysi Rocabado, informó que la atención por afecciones respiratorias y otras incrementó hasta en 500 casos. La humareda por incendios, chaqueos y fogatas generó varias dolencias como asma agravada, conjuntivitis y rinitis.

“Fácilmente han debido ser cerca de 500 personas que han venido con este problema de la afección respiratoria (…) No hay un pretexto que justifique esta tremenda irresponsabilidad de la gente que quema”, dijo.

Según Rocabado, la cantidad de casos fue un 30 por ciento superior a los que normalmente se atiende.

Tendencias