Conecta con nosotros

Política

Presidente Arce dijo que Villarroel es el ejemplo de que un militar sí puede estar al lado de su pueblo y no de grupos privilegiados

“Damas y caballeros cadetes, ustedes son quienes tienen el deber de mantener aquel espíritu de valor y patriotismo, siempre comprometido con el pueblo, con los explotados y los oprimidos que encarnaba el coronel Gualberto Villarroel, valores que forjaron a lo largo de su formación profesional y posteriormente de su vida militar para garantizar la libertad del pueblo, soberanía para la Patria y la defensa del gobierno legalmente constituido”.

Publicada

el

Arce en el Colegio Militar
Foto-Presidente Arce en el Colegio Militar

La Paz, 3 de mayo 2022

El presidente Luis Arce Catacora pidió este martes a los cadetes del Colegio Militar del Ejército mantener un firme compromiso con la población, los explotados, oprimidos y defender al gobierno legalmente constituido con el objetivo de garantizar la libertad del pueblo y la soberanía de la Patria.

“Damas y caballeros cadetes, ustedes son quienes tienen el deber de mantener aquel espíritu de valor y patriotismo, siempre comprometido con el pueblo, con los explotados y los oprimidos que encarnaba el coronel Gualberto Villarroel, valores que forjaron a lo largo de su formación profesional y posteriormente de su vida militar para garantizar la libertad del pueblo, soberanía para la Patria y la defensa del gobierno legalmente constituido”, afirmó en el acto de 131 aniversario de la reapertura de la institución militar.

Recordó el valor de los cadetes del Colegio Militar, en octubre de 1933, dieron tres al frente sin titubear para ir a la guerra del Chaco y cuya valentía es reconocida por la historia.

Mencionó al coronel Gualberto Villarroel que durante el conflicto bélico con Paraguay luchó junto a campesinos e indígenas en las trincheras, y después se alineó junto a los más pobres y explotados. Posteriormente, cuando asumió el cargo de Presidente, apoyó la fundación de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, la realización del primero congreso indígena y la prohibición de la servidumbre al que estaban sometidos los indígenas.

“Gualberto Villarroel es el sobresaliente ejemplo de que un militar sí puede estar al lado de su pueblo y no de grupos privilegiados, y lo recordamos hasta el día de hoy a través de una de sus frases más célebres ‘no soy enemigo de los ricos, pero soy más amigo de los pobres’. Sin duda, un Presidente y también militar profundamente comprometido con la causa popular y tal postura le valió ganarse muchos enemigos en la élite que controlaba el país en aquellos tiempos”, subrayó el primer mandatario.

Manifestó que la oligarquía de ese entonces socavó los cimientos del gobierno de Villarroel y los medios de comunicación se alinearon en una sucia campaña para acusarlo de ser un pronazi. Un embajador norteamericano, después de esos hechos, reconoció que todas las acusaciones fueron viles mentiras para promover su caída. La historia dice que el “Presidente mártir” fue colgado de un farol en la plaza Murillo por una turba de desleales.

Aseveró que el Gobierno de la Revolución Democrática y Cultural está empeñado en la consolidación del Estado Plurinacional de Bolivia para superar el atraso, la pobreza y el subdesarrollo heredado de los gobiernos neoliberales; y en la construcción de un país próspero y con justicia social para el Vivir Bien.

El Comando del Colegio Militar del Ejército entregó al Presidente y Capitán General de las Fuerzas Armadas, Luis Arce Catacora, la distinción Castillo de Oro y estatuilla; y al ministro de Defensa, Edmundo Novillo, con la distinción Castillo de Oro y estatuilla.

Publicidad

Tendencias