Conecta con nosotros

Turismo

Prohíben el ingreso de borrachos al Tiwanaku

Publicada

el

Por seguridad y en cumplimiento de protocolos mundiales  el patrimonio arqueológico de Tiwanaku con alta sensibilidad o vulnerables a los daños no será expuesto a los visitantes nacionales y extranjeros, el 20 y 21 de junio, cuando se celebre el Año Nuevo Andino Amazónico y Chaqueño, tampoco se permitirá el ingreso de ningún tipo de bebidas ni alimentos y mucho menos personas en estado de ebriedad, acciones que se definieron en una reunión interinstitucional encabezada por el Ministerio de Culturas y Turismo y el CIAAAT.

El director del Centro de Investigaciones, Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAAT), Julio Condori, explicó que de acuerdo al Plan de Seguridad elaborado en coordinación interinstitucional se restringirá el ingreso a los templos Akapana, Templete Semisubterraneo, Putuni, Kheri Kala, Khatatallita y Pumapunku. “Se trata de patrimonio de alta sensibilidad, por lo que queremos evitar cualquier contacto de los visitantes como se procedió en anteriores ceremonias”, sostuvo.

También se restringirá el ingreso de personas en estado de ebriedad, o que porten cualquier tipo de bebidas incluyendo agua y alimentos, además de palos, fierros, artículos punzocortantes u otros que se consideren de riesgo para el patrimonio arqueológico.

La Ley 530 del Patrimonio Cultural Boliviano, en su artículo 223 especifica: “El que destruyere, deteriorare, sustrajere o exportare un bien perteneciente al dominio público, una fuente de riqueza, monumentos u objetos del Patrimonio Cultural Material Boliviano incurrirá en privación de libertad de uno a seis años”.

El Centro Espiritual y Político de la Cultura Tiwanaku es Patrimonio Mundial desde el año 2000, debido a su Valor Universal Excepcional expresado en la concepción y maestría constructiva monumental y de sus templos.

De la misma manera, para garantizar la seguridad patrimonial de la Puerta del Sol y el Monolito Fraile, se reforzará la protección en el sector en el que están ubicados, por lo que una cuarta parte del templo de Kalasasaya estará habilitado para los visitantes entre autoridades nacionales, locales y diplomáticos invitados al acontecimiento.

Al ser solo el templo de Kalasasaya, el lugar donde se realizará el recibimiento del Año Nuevo Andino Amazónico y Chaqueño, los expertos del CIAAAT realizarán una evaluación del estado del patrimonio arqueológico, con revisiones y tomas de fotografías, una vez concluido el acto se procederá a efectuar otro diagnóstico para detectar posibles daños.

“Al finalizar el acontecimiento el CIAAAT, efectuará la evaluación técnica del patrimonio y la ejecución del Plan de Seguridad y elevará un informe técnico al Ministerio de Culturas y Turismo”, agregó Condori.

Facebook

Tendencias