Conecta con nosotros

Fútbol Boliviano

Ricardo Aguirre: ‘entramos por la puerta grande y nos vamos de la misma manera’

Tenis Bolivia

La Paz 2 de marzo de 2021 10:20

Su mandato terminó el 31 de marzo y en su gestión se lograron varias cosas como hacer crecer el tenis nacional y mantener financieramente estable a la FBT

Por Marcelo Avendano.-En los últimos cuatro años la Federación Boliviana de Tenis (FBT) cumplió los objetivos que planificó su directorio en cuanto al crecimiento del tenis nacional, lo que permitió mejorar en todo aspecto como el ascenso histórico al Grupo Mundial I de la Copa Davis, conquistar la presea de plata en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, participar en torneos mundiales juveniles y obtener el certificado Nivel Bronce para capacitar a entrenadores, logros que se consiguieron durante la gestión de Ricardo Aguirre, que el 31 de marzo dejó de ser presidente de la entidad.

En septiembre pasado se llevaron adelante las elecciones y el cochabambino Hiber Villafañe fue nombrado titular para la temporada 2021-2025, aunque su mandato recién comenzó a partir del 1 de abril de este año.

Aguirre llegó a la presidencia con el objetivo de hacer crecer aún más el tenis boliviano y en los cuatro años que estuvo al mando logró conseguir varias cosas en favor de los deportistas.

 

Logros

“Hemos metido a Bolivia por primera vez en la historia al Grupo Mundial I de Copa Davis. Si bien es mérito de los jugadores, en especial de Hugo Dellien, la federación también ha aportado muchísimo con gestiones para el pago de los jugadores y varias cosas a nivel internacional porque formé parte del Task Force de Copa Davis de ITF y apoyamos a decidir el cambio de este torneo, el interés era sacar a Bolivia del lugar donde estaba porque siempre íbamos a jugar con países sudamericanos o centroamericanos en el Grupo II y III de la Zona Americana”, explicó.

Gracias a ello la Verde jugará de local en Santa Cruz ante Bélgica en septiembre próximo por un cupo a las Clasificatorias Finales para ingresar al Grupo Mundial, donde se encuentran las mejores selecciones del planeta.

Sobre la Billie Jean King Cup (anteriormente conocida como Fed Cup) “logramos la sede para que se juegue en el Club de Tenis La Paz y eso nos puede catapultar al Grupo I y ser locales nos va a permitir ganar la serie y tener menos gastos”.

También sobresalen la clasificación a los torneos mundiales juveniles en los que participó Bolivia. Como sucedió en 2019 para la categoría Sub-16.

Medalla

En 2019 también se obtuvo la histórica presea de plata en los Juegos Panamericanos de Lima gracias a los hermanos Federico y Noelia Zeballos. “Ese fue un gran logro de nuestros jugadores que recordamos mucho”, dijo el extitular de la FBT.

“Hemos conseguido mantener la Copa COSAT de 12 años, un torneo muy interesante que se tiene en Sudamérica con participación de los cuatro primeros países sudamericanos más la presencia de naciones centroamericanas y Estados Unidos o Canadá.  Logramos tener un primer entrenador nacional boliviano, que nos permitió hacer seguimiento a los jugadores. Tuvimos una gran cantidad de campeonatos nacionales, el 2019 tuvimos 27 torneos sin contar los G3”.

Agregó que “realizamos varios torneos ITF, utilizamos muy bien los recursos de la federación internacional, hicimos gestiones para obtenerlos.  Por otro lado, apoyamos a Juan Carlos Aguilar para que participe en el grupo selecto de jugadores del College universitario (en Estados Unidos) y que compita a nivel profesional. Conseguimos material de ITF para el programa de Junior Tennis Iniciative, obtuvimos material para los que juegan en silla de ruedas, nos dieron una donación que se van a beneficiar los tenistas de este deporte; de igual forma recibimos material para el tenis de playa”.

Entrenadores

Durante su gestión también se capacitó a los entrenadores a nivel nacional con variados cursos y se realizó el primer Workshop de técnicos nacionales y ello derivó en la obtención del Certificado de Reconocimiento Nivel Bronce por parte de la ITF, grado que solo unas 40 naciones tienen de entre las 210 que practican este deporte.

“En Sudamérica solo la tienen Brasil, Argentina y Colombia, nosotros fuimos el cuarto país, estar entre los grandes es un excelente logro”, apuntó Aguirre.

Este año impulsó la creación del Salón de la Fama del Tenis Boliviano. Hemos incluido a cuatro personas: Mario Martínez, Ramiro Benavides, Eduardo Gorostiaga y Edith Rocha, son los jugadores bolivianos históricos, campeones nuestros. Esto me enorgullece porque debemos mostrar lo que hicieron. Cada año vamos a tratar de inducir nuevos jugadores y campeones”.

En cuanto a las finanzas aclaró que gracias a sus gestiones y al equipo administrativo, técnico y a todos los que trabajaron con él, se “subieron los ingresos” y ello “permitió un flujo de fondos para mantener la federación, incluso con un año 2020 muy complicado hemos podido salir adelante. Dejamos una federación con todas las asociaciones vigentes y saneadas”.

Lo que faltó

Por falta de tiempo debido a la poca actividad que hubo en 2020 por la COVID-19, Aguirre aceptó que no pudo enfocarse en tres aspectos: “trabajar un poco más en el arbitraje, hacer más campamentos nacionales y trabajar con los jugadores profesionales, acercarme más a la experiencia que tuvo Hugo Dellien y todo lo que podía aportar para de esa manera desarrollar más nuestro deporte”.

 

Tendencias