Conecta con nosotros

Sociedad

Se inició la intervención a las oficinas de Diprove en Santa Cruz tras escándalo por vehículos robados de Chile

“Estamos para generar un diagnóstico de la situación actual de Diprove Santa Cruz con la finalidad de establecer parámetros que nos permitan mejorar el servicio a la población (…). Sobre todo para dar certidumbre a la ciudadanía, que digámoslo así, está afectada con los problemas de robo”.

Publicada

el

Diprove Santa Cruz
Foto-Diprove Santa Cruz

Santa Cruz, 3 de mayo 2022

El inspector general de la Policía, Álvaro Álvarez, llegó este martes a la ciudad de Santa Cruz para iniciar la intervención de las oficinas de la Dirección de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos (Diprove) por instrucción del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. Adelantó que Carlos Alcázar asumirá la jefatura de esa unidad policial.

“Estamos para generar un diagnóstico de la situación actual de Diprove Santa Cruz con la finalidad de establecer parámetros que nos permitan mejorar el servicio a la población (…). Sobre todo para dar certidumbre a la ciudadanía, que digámoslo así, está afectada con los problemas de robo”, dijo Álvarez a medios locales.

Tras arribar a esa capital, Álvarez sostuvo una reunión con el comandante departamental de la Policía, Erik Holguín, para definir el proceso de investigación al personal de Diprove. Esa medida se asume luego que un medio chileno denunciara supuestos nexos de jefes policiales con la venta de vehículos robados.

Ante ese hecho, el lunes se destituyó y aprehendió a los coroneles Rolando T., exsubdirector de la Dirección de Prevención del Robo Vehículos (Diprove) en Santa Cruz, y Raúl C. P., excomandante de la Policía de Uyuni, por estar presuntamente involucrados en ese caso.

Álvarez adelantó que en las próximas horas se posesionará a Carlos Alcázar como nuevo director departamental de Diprove. Según una convocatoria realizada por Diprove, ese acto se realizará a las 7:30.

Horas antes, Del Castillo señaló que se investigará y sancionará a los “malos policías”. Detalló que el jefe policial de Uyuni tenía un auto robado en su poder y afirmó que “por el mal actuar de algunos efectivos policiales no podemos manchar una institución policial».

La Policía Boliviana ahora se encuentra investigando todos los hechos sobre robos y sustracción en el territorio nacional”, acotó en una conferencia de prensa. Aseveró que las designaciones de los jefes policiales son en atención a los méritos y que el cambio es rotativo en todo el territorio nacional. Advirtió que no se tolerará ninguna irregularidad; sin embargo, reiteró que los delitos son personales.

Publicidad

Tendencias