Conecta con nosotros

Sociedad

Tras denuncia, inspeccionan restaurante que dota de comida a policías y militares

Publicada

el

(Infodiez-27/04/20)

Una comisión de la Alcaldía de Cochabamba inspeccionó el restaurante Bunker Grill & Bar, en la av. Juan de la Rosa, que se adjudicó la provisión de la comida para los policías y militares durante la cuarentena por la pandemia Covid-19 por las denuncias de mala calidad de los alimentos que se entregan a los uniformados.

El domingo en varias redes sociales los comensales denunciaron que se les entregaba comida en mal estado y con carne con mal olor. Además, de aderezos, como mayonesa, y leche chocolatada con fechas vencidas atentando contra su salud.

Ante los reclamos por el mal estado de las raciones, este lunes los secretarios mostraron el proceso de empaque de los alimentos: tallarín, tuco y queso. En esta fase se evidenció que la comida se envasa con rigurosas medidas de bioseguridad, pero, cuatro o cinco, horas antes de su consumo.

«Los productos que se ven en el video (mayonesa y leche) no son dotados por este centro de producción, evidentemente, se ven unas raciones de comida, pero estas han sido entregadas oportunamente en el lugar indicado, a la hora indicada y con las condiciones indicadas en el contrato. Nosotros ya no somos responsables del manipuleo posterior», dijo el propietario del restaurante Bunker Grill & Bar, Ljubomir Golac.

El secretario de Protección al Ciudadano de la Alcaldía, Omar Cordero, reconoció que el mal estado de la comida puede deberse a que los alimentos permanecen mucho tiempo mezclados. El dueño del restaurante dijo que la Alcaldía le pidió entregar la comida en la mañana en dos turnos. Luego, no sabe a qué hora se sirve.

Irregularidad

En tanto, el secretario General, Elías Vásquez, informó a los medios presentes en la inspección que la adjudicación se hizo con una invitación directa a Bunker Grill y expresó que por algún error no se encuentra en la documentación del contrato el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), un requisito indispensable para este tipo de adjudicaciones.

Por otro, lado el pasado viernes, Omar Cordero declaró que este documento no es necesario, porque el contrato se hizo con un particular y no con una empresa.

El alcalde José María Leyes adjudicó la provisión de alimentos por 488.000 bolivianos por 34.890 platos por 15 días.

La inspección se realizó en la mañana sólo con algunos medios de comunicación y sin ninguna instancia de la Sanidad Pública que verifique todo el proceso de elaboración de los alimentos, así como, la adquisición de los productos.

Asociación

La Asociación de Empresarios de Restaurantes y Ramas Afines de Cochabamba (Aserac), el Movimiento Gastronómico Alimentario Boliviano (Miga), la Asociación de Chefs de Bolivia junto a sus asociados expresaron “su descontento frente a la adjudicación de 34.980 raciones para alimentar a los uniformados” por la vulneración a los principios de universalidad e igualdad institucional. /Los Tiempos

Publicidad

Facebook

Tendencias