Conecta con nosotros

Fútbol Boliviano

Volvió la pasión por autos y motos con la reactivación de carrera “Cuarto de Milla”

Fueron cerca de 100 participantes en seis categorías de vehículos aspirados, cuya variación fue la cilindrada del motor. Luego había seis categorías del tipo turbo para coches de cuatro llantas y tres niveles de concurso para motos.

Publicada

el

Cuarto_de_milla
Foto-Alcaldía de La Paz

La Paz, 12 de septiembre 2021

Este domingo se bajó la bandera de arranque para las carreras de vehículos tuneados con la competencia «Cuarto de milla-Acelerando La Paz, Ciudad en Movimiento», que reactiva la actividad luego de la tercera ola de la Covid-19; sus participantes invirtieron desde 1.000 hasta 4.000 dólares, en diferentes marcas de bólidos, adaptados para la ocasión.

«Después de un gran receso, y esta vez con apoyo de Gobierno Municipal, se vuelve a hacer esta actividad que es un incentivo a quienes tienen la intención de hacer estas actividades», informó el director municipal de Deportes de la Alcaldía de La Paz, Juan José Paz.

El estruendo de los motores, unos más que otros, se sintió desde las 09:00 en la Av. Costanera de la zona Sur, que fue cerrado en un sector para cubrir el cuarto de milla de extensión que tenía hasta la meta.

Fueron cerca de 100 participantes en seis categorías de vehículos aspirados, cuya variación fue la cilindrada del motor. Luego había seis categorías del tipo turbo para coches de cuatro llantas y tres niveles de concurso para motos, explicó el responsable de control del evento y dependiente de la Dirección de Deportes, Marco Gutiérrez.

En una extensa hilera se pudo apreciar diferentes tipos de vehículos, como petas de Volkswagen, mustang de Ford, hasta modelos de Toyota y otros comerciales que fueron adaptados para competir, que es la característica de los autos tuneados.

Y, en motos había las categorías de chinas, por debajo de 600 centímetros cúbicos de cilindrada, y de mil para arriba.

La afición por los motores llegó en gran número para presenciar los duelos de bólidos ya que por el espacio se cronometraba las carreras más cortas que al final fueron los ganadores.

Paz dijo que hubo una coordinación integral de la Alcaldía de La Paz con la Subalcaldía Centro, el Club Cuarto de Milla y la Policía Boliviana para garantizar la seguridad durante la realización del evento.

Cada piloto estaba vestido con la indumentaria deportiva adecuada. María Rosario Aruquipa era la conductora de un coche negro y era su segunda participación en este tipo de carreras; dijo que le gusta «la adrenalina y velocidad» y le tomó tiempo y dinero poner en condiciones óptimas a su vehículo.

Ricardo Delgadillo estaba al frente del volante de un Mugen S-2000 de Honda, tipo monoplaza, y dijo a la AMN que es mecánico automotriz y lleva como 10 años en este tipo de concursos; a la vez que su inversión es recurrente para mejorar cada vez su bólido.

Dentro de un Mustang de Ford estaba Víctor Rivas, quien participó en la categoría Open Na y aseguró que invirtió como cuatro mil dólares en su coche de 2,6 litros de cilindrada, pero además instaló embrague especial, entrada de aire, entre otros arreglos.

Unos metros detrás estaba Andrés, quien dijo que llegó con su peta del año 1986 para demostrar que los vehículos de Volkswagen podían hacer frente a otros más sofisticados; dijo que invirtió 10 mil bolivianos.

La pasión por el deporte no estaba reservada solo al oficio de mecánica, sino que también un administrador de empresas, parte de la organización, lució su vehículo de más de 2.000 cc de motor.

Paz dijo que se entregaron medallas, trofeos y certificados, además de premios de los auspiciadores. Por su lado, Gutiérrez precisó que la carrera en la Av. Costanera se realiza una vez al año y los siguientes serían en El Alto y Pucarani.

Tendencias