Conecta con nosotros

Sin categoría

Yassir Molina deberá ir a la cárcel de Sucre por seis meses

Resistencia Juvenil Cochala

Cochabamba, 30 de marzo de 2021

Un tribunal de justicia revocó hoy las medidas sustitutivas a la detención preventiva que le dieron al líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, y ordenó su detención durante seis meses  en la cárcel de San Roque.

Un tribunal de justicia revocó hoy las medidas sustitutivas a la detención preventiva que le dieron al líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), Yassir Molina, y ordenó su detención durante seis meses  en la cárcel de San Roque.

El tribunal explicó que el imputado no reunió el requisito de domicilio, en consecuencia se le impuso la detención preventiva en el marco de una audiencia de apelación en Sucre.

La jueza Mendizábal, en una audiencia anterior, resolvió dar libertad irrestricta a Molina, acusado de organización criminal y deterioro del patrimonio histórico, entre otros delitos cometidos supuestamente durante una manifestación que pedía la renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa, en octubre de 2020.

Yassir Molina tomó relevancia en los conflictos de 2019 por encabezar el grupo denominado “Resistencia Juvenil Cochala” que participó de los conflictos postelectorales de aquella oportunidad.

Molina, quien fue guardia de seguridad en locales de la ciudad y practicante de artes marciales, empezó a comandar las movilizaciones del 2019 en las protestas en la plazuela de Cala Cala, cerca de las oficinas del Tribunal Electoral Departamental y en los cabildos convocados en la plaza de las Banderas.

Al pasar las semanas, el grupo se consolidó hasta alcanzar el centenar de miembros, quienes llamaban la atención no solo por su participación en los conflictos, sino por su vestimenta, encapuchados en la mayoría de los casos, y por movilizarse en motocicletas.

Una de las participaciones más recordadas de Molina, el 28 de noviembre de 2019, fue el discurso de bienvenida a Luis Fernando Camacho, cívico de Santa Cruz en ese entonces, frente a cientos de personas en la que expresó que el grupo (La Resistencia) era sinónimo de esperanza, “somos guerreros de luz”.

Declive de la RJC

Tras la salida del país del expresidente Evo Morales y una vez consolidado el gobierno transitorio de la gestión de Jeanine Añez, el grupo motorizado continúo en actividad, por lo que surgió la crítica social de su verdadero papel en la coyuntura. Las opiniones eran divididas, hay quienes reivindican el accionar de la Resistencia y quienes los tildan de “grupo parapolicial y militar”, tras haber coordinado acciones con los efectivos del orden.

A raíz de las críticas mencionadas, miembros del grupo mostraron su negativa ante tales opiniones y en más de una ocasión arremetieron contra trabajadores de la prensa que realizaban coberturas de sus actividades y ciudadanos que cuestionaron el papel de esta agrupación. //Opinión

Tendencias