Conecta con nosotros

Economia

Aumenta la Inversión Extranjera Directa Neta en Bolivia

Publicada

el

El informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2019” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) indicó en su presentación que la coyuntura global, a 11 años de la crisis de 2008, es compleja y no está favoreciendo al flujo de inversiones. Así, el comercio internacional es débil y no logra dinamizar el crecimiento, China está entrando en una nueva fase de menor crecimiento y las políticas de austeridad han deprimido sostenidamente la demanda de la Unión Europea.

En este contexto internacional de tensión, las empresas transnacionales disminuyeron sus inversiones y la Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo cayó en 13% en 2018, hasta alcanzar el nivel más bajo de IED desde 2009.

Esta misma tendencia de caída, se observó en la IED de América Latina y el Caribe hasta 2017, no obstante, en 2018, la región la revirtió, principalmente por la inversión en Brasil y México, aclarando el informe que el aumento de la IED en el Brasil se explicó principalmente por los préstamos entre compañías que se quintuplicaron con relación a 2017, mientras que los aportes de capital cayeron en toda la región.

                  Entrada de Inversión Extranjera Directa, 2013-2018

(En miles de millones de dólares)

                             

 

Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

 

Elaboración: Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Unidad de Análisis y Estudios Fiscales (UAEF)

Respecto a Bolivia, si bien en 2018 se registró un menor flujo de inversión extranjera directa recibida en relación a 2017, este comportamiento se explicó por la disminución en el precio internacional del petróleo, que generó una menor disposición a invertir por parte de las empresas, cuyos flujos de capital se encuentran concentrados en el sector de hidrocarburos. En 2018, el 36,1% de los influjos de capital recibidos se destinaron a la explotación y exploración de petróleo crudo y gas natural.

En relación a la seguridad jurídica en Bolivia, el documento de la CEPAL resalta la normativa vigente del país, que reglamenta la IED (Ley de Promoción de Inversiones), la cual establece que el Estado orienta las inversiones en sectores estratégicos hacia actividades económicas que impulsan el desarrollo y contribuyen a la erradicación de la pobreza y a la reducción de las desigualdades económicas, sociales y regionales, además de promover el desarrollo de sectores productivos que fomenten el proceso de industrialización.

Asimismo, el organismo internacional enfatizó la importancia de los flujos de capital que ingresan a cada nación, los cuales deberían coadyuvar al desarrollo económico del país e incrementar el empleo. En este sentido, resaltan los acuerdos para la industrialización del litio firmados en 2018; por un lado, la empresa estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) suscribió un acuerdo con la alemana Systems Alemania GmbH (Acisa), por una inversión estimada de $us 1.300 millones, para la constitución de una empresa mixta de producción industrial de hidróxido de litio e hidróxido de magnesio; y por otro lado, destaca el acuerdo establecido con la empresa china Xinjiang TBEA Group-Baocheng para construir las plantas industrializadoras de sulfato de potasio, hidróxido de litio, ácido bórico, bromo puro y bromuro de sodio en los salares de Pastos Grandes (Potosí) y de Coipasa (Oruro), con una inversión aproximada de $us 2.000 millones.

Finalmente, a pesar del desafiante contexto internacional, al primer trimestre de 2019, se anotó un flujo positivo de IED neta recibida ($us 53 millones), contrario al flujo negativo registrado en similar período de 2018 ($us 16 millones).

Tendencias