Conecta con nosotros

Política

La situación económica y financiera de la Gobernación es bastante crítica, con tendencia decreciente

Publicada

el

Auto_de_buen_gobierno_en_Santa_Cruz

Santa Cruz, 15 de mayo 2021

Desde el 3 de mayo, día en que asumió como primer servidor público de Santa Cruz con el reto de construir un departamento más próspero, justo y equitativo, con más empleos y mejores ingresos para brindar un mejor nivel de vida y acceso a los servicios básicos, en base a la responsabilidad asumida con el pueblo, el gobernador Luis Fernando Camacho presentó hoy, en Casa de Gobierno, la situación económica-patrimonial en la que se encuentra el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

Primeramente se refirió a la disminución de los recursos, por lo cual puntualizó que la situación económica de la Gobernación es bastante crítica, en sentido de que se está viviendo una tendencia decreciente por las regalías de los impuestos directos a los hidrocarburos, la cual se arrastra desde 2015, lo que ha generado que se tenga un presupuesto para la inversión del 23% menos que dicho año.

Los ingresos propios también decrecieron. En 2015 fueron Bs 192,5 millones y en 2020 cayeron a Bs 170 millones, que representa el 11% menos.

Con respecto a la dependencia de otros recursos, Camacho puntualizó que solo el 7,2% de los ingresos de la Gobernación son generados por el ente departamental, situación que conlleva a que se dependa de fuentes de financiamiento externos, como los recursos provenientes de las rentas petroleras, regalías e impuestos directos a los hidrocarburos, entre otros, todo ello por no contar con una estructura financiera propia.

En el caso de la deuda pública, la Gobernación también está altamente endeudada. Es decir, al 31 de diciembre de 2020, tenía una deuda de Bs 1.122 millones, de la cual Bs 182 millones son con el Fondo de Desarrollo Regional (FDNR) por concepto de contraparte de proyectos nacionales, y Bs 340 millones con organismos internacionales, como la CAF, el Banco Mundial y otros.

Tener una institución altamente endeudada implica que este año se tenga que destinar Bs 198,5 millones para pagar el servicio de la deuda, lo que representa el 18,3% de los ingresos corrientes cada año, que se acercan al límite permitido por ley, que es del 20%.

Igualmente, la Gobernación tiene convenios suscritos con el Gobierno nacional para asumir contrapartes de los proyectos de inversión pública, los cuales alcanzan a Bs 1.316 millones, entre estas, con la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y algunos ministerios.

Se corre el riesgo de ser objeto del débito automático

Por lo tanto, de acuerdo a la Ley Marco de Autonomías, la Gobernación puede ser objeto de debido automático de su cuenta, situación que supone una amenaza para poder llevar adelante el financiamiento de la administración, considerando que ya existe el antecedente de este cobro por Bs 47,9 millones, ejecutado por el Ministerio de Economía y Finanzas para la ABC por la contraparte de la carretera El Espino-Charagua-Boyuibe.

El informe indica que la anterior gestión del ente departamental, a pesar de estas limitaciones financieras, incrementó el gasto corriente para 2021 en 18,7%. En este tema se programó Bs 162,8 millones en gasto burocrático.

En este sentido, Camacho destacó que entre las primeras medidas adoptadas de su gestión, en la reestructuración del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, fue reducir las secretarías de 12 a 8, eliminando gastos para destinarlos a las necesidades de la población.

Tendencias