Conecta con nosotros

Política

Añez quiere detener al candidato Luis Arce que lidera intención de voto

Publicada

el

La Paz 30 de junio de 2020

 

Infodiez.com

 

El Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, ahora, busca detener al candidato por el Movimiento al Socialismo(MAS), Luis Arce Catacora, quien lidera la intención de voto para las elecciones generales del 6 de septiembre del 2020 según denunció el sociólogo, Ernesto Reyes.

El candidato presidencial del MAS IPSP, que, según todos los estudios y estadísticas, lleva una amplia ventaja como líder indiscutible con relación a los demás candidatos a la silla presidencial.

“A la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, se le cae cada día más la forzada careta de democracia que, con la complicidad de los Estado Unidos y la Unión Europea ya derrocaron al presidente Evo Morales”, indica Reyes.

La medida para la detención de Luis Arce es conocida como el Lawfare que “es el uso indebido de instrumentos jurídicos para fines de persecución política, destrucción de imagen pública e inhabilitación de un adversario político. Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al acusado y su entorno (incluidos familiares cercanos), de forma tal que éste sea más vulnerable a las acusaciones sin prueba. El objetivo: logar que pierda apoyo popular para que no disponga de capacidad de reacción”, según las especialistas Camila Vollenweider y Silvina Romano del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

Arce Catacora es acusado por supuesto daño económico al Estado por poner en marcha la gestora Pública, la denuncia penal fue presentada este martes ante el Ministerio Público.

Reyes recuerda que no es la primera vez que se asume una actitud de agresión contra el candidato del MAS desde que retornó a Bolivia tras permanecer un breve tiempo en México. El mismo día de su arribo a La Paz, el 28 de enero, en el aeropuerto de El Alto le entregaron una citación para declarar ante la justicia por el caso del Fondo Indígena.

“Este martes la acción es más perversa en un momento en que el ex ministro de Economía de Morales lidera toda la intención de voto para las elecciones del 6 de septiembre venidero, sostiene el sociólogo.

Esta medida no es una sorpresa debido a que el Gobierno de facto hace todo lo que está a su alcance para prorrogarse en el poder desde el golpe de Estado en noviembre de 2019 donde junto a la Universidad Católica (UCB), la iglesia católica representantes y líderes políticos de derecha sostuvieron reuniones para consumar la autoproclamación de una nueva presidenta de facto, según denunció la activista política, María Galindo.

“Añez y sus colaboradores se aprovechan de la actual epidemia del coronavirus, cuya expansión no ha podido ser controlada hasta ahora debido a la ausencia de un plan coherente del gobierno y el enorme déficit de respiradores y material de bioseguridad, en medio de denuncias de corrupción en la compra de los equipos”, remata Ernesto Reyes.

La política represiva del gobierno no ha cambiado, añade la publicación, y es probable que el montaje de los “falsos positivos” siga en ascenso para justificar una nueva ola de violencia. Lo que sí ha variado es la disposición social, principalmente de las organizaciones sociales, que se encuentran en etapa de recomposición y cada vez más cohesionadas, para exigir elecciones generales.

Maestros, padres de familia, mineros, salud, comenzaron protestas ante la desatención de la gestión transitoria, pues hasta no lograr atender, mediante sus ministros las demandas que exigen.

Un sector que mantiene las protestas ante la indiferencia del Ministro de Educación, ex vicepresidente de Goni, Víctor Hugo Cárdenas son los maestros que mantienen una huelga de hambre contra una norma que no fue consensuada-educación virtual- que hasta ahora no logra imponerse en los establecimientos educativos del país, fundamentalmente, los fiscales.

Publicidad

Facebook

Tendencias