Conecta con nosotros

Bolivianos en Argentina

Motochorros asesinaron a un boliviano en Escobar 

Boliviano asesinado en Escobar
José Luis Martínez Caba (26), asesinado por motochorros en Escobar.
Buenos Aires 9 de abril de 2021 2021 09:15

Ocurrió en Escobar. Los ladrones le robaron la camioneta y escaparon. La víctima tenía 26 años y era padre de dos hijos menores.

Los Martínez Caba saben lo que es sacrificarse para salir adelante. En 1993, el padre de familia, Zenón Martínez, hoy de 45 años, llegó de Potosí, Bolivia, para buscar trabajo. Iba y volvía. En 2001 se instaló definitivamente con su esposa y sus cuatro hijos varones, en General Rodríguez. En Luján nacerían sus dos hijas mujeres.

En las últimas horas, los integrantes de esta familia de humildes trabajadores floricultores recibieron el peor golpe de sus vidas: motochorros asesinaron a balazos a José Luis Martínez Caba (26) para robarle su camioneta, en Escobar. Ocurrió cerca de las doce de la noche del miércoles. La víctima murió esta madrugada en el Hospital Erill.

José Luis había ido hasta una parada de micros en su camioneta Renault Oroch, ya que su esposa llegaba de un viaje a La Quiaca. Paró en la calle Las Margaritas, entre Las Orquídeas y Los Tulipanes, a metros de la colectora de Panamericana del ramal Escobar, del barrio Luchetti, cuando dos ladrones en moto y armados lo amenazaron para robarle.

El lugar donde motochorros asesinaron a José Luis Martínez Caba (26), en Escobar. Imagen Google

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que la víctima entregó su camioneta después de que lo interceptaran dos personas en «una moto oscura«. Sin embargo, y a pesar de que los testigos confirmaron que no opuso resistencia, le dispararon en el pecho.

Los motochorros tenían casco y, en una zona sin iluminación en la vía pública, los testigos no alcanzaron a detectar características que permitan identificarlos.

Las cámaras de seguridad de la zona lograron tomar el vehículo en el que circulaban los asesinos de José Luis, pero «por la mala definición no se termina de identificar la patente», confiaron las fuentes.

«Le dispararon igual, a pesar de que ya había entregado todo y no opuso resistencia», añadieron.

Gravemente herido, José Luis fue asistido por los vecinos, quienes avisaron a su familia. Lo trasladaron al Hospital Erill.

«Llegó consciente, nos dijeron que nos quedáramos tranquilos porque estaba fuera de peligro, con un tiro en el pecho», le dijo a Clarín, entre lágrimas, su hermano mayor, Noé Martínez Caba (27).

Sin embargo, su estado de salud se agravó, ya que perdió mucha sangre, y terminó muriendo. Ahora su familia espera que les den el cuerpo para poder despedirlo, este viernes a las 11 en el cementerio municipal de Escobar.

José Luis era fanático de River y tenía dos hijos: una nena de 5 años con su esposa y un nene de 4 fruto de otra relación.

Noé dijo que en la familia trabajan como «pequeños agricultores de plantas«. Su hermano se había independizado y se desempeñaba por su cuenta. Todos vivían en la zona de Belén de Escobar, donde cientos de integrantes de la comunidad boliviana cultivan flores y plantas en invernáculos.

«Primero, cuando llegamos al país, unos tíos nos daban trabajo y techo. Aprendimos el oficio y nos independizamos. Me dan ganas de volver a mi país con estas cosas, pero tengo mi familia acá y allá en Bolivia no hay trabajo. Voy a seguir luchando«, afirmó Noé.

La familia había sufrido una entradera el año pasado en la casa de los padres, sin consecuencias graves.

Tras el ataque a José Luis, los ladrones escaparon en la camioneta robada y en una moto «tipo Tornado negra y vieja». Según sospechan, serían de la zona y habrían cometido otros robos similares en Garín y San Fernando.

La investigación quedó a cargo de María Paula Gaggiotti, de la fiscalía descentralizada de Escobar.

Fuente textual: Clarín

Tendencias