Conecta con nosotros

Sociedad

Comandante de la policía de Bolivia reconoce que el «Macho» Dávila era su amigo y «entiende» su «pena y rabia»

La investigación contra Dávila surgió después de conocerse que tendría cargos en Estados Unidos por tráfico de droga y armas. En Bolivia, la Policía detectó una presunta legitimación de ganancias ilícitas y la Fiscalía ordenó su aprehensión.

Publicada

el

Narcotráfico en la policia
Foto-Comandante de Policía Aguilera y ex comandante FELCN

La Paz, 24 de enero 2022

El comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, reconoció este lunes que el exjefe antidroga Maximiliano Dávila era su amigo y que entiende la rabia que está sintiendo el detenido por legitimación de ganancias ilícitas.

“Dávila era mi amigo y entiendo la pena y rabia que debe estar sintiendo, comprendo el mal momento que está pasando”, dijo el Comandante.

Consultado sobre una presunta actitud amenazante de Dávila hacia su persona, al momento de ser presentado ante las cámaras el domingo, Aguilera dijo “es posible que eso haya acontecido”, sin embargo, consideró que aquello ocurre “por el momento que ha atravesado”.

En noviembre de 2020, después de que Aguilera asumiera como Comandante nacional, este posesionó a Dávila como Comandante departamental de Cochabamba, cargo que ejerció hasta mayo de 2021.

La investigación contra Dávila surgió después de conocerse que tendría cargos en Estados Unidos por tráfico de droga y armas. En Bolivia, la Policía detectó una presunta legitimación de ganancias ilícitas y la Fiscalía ordenó su aprehensión.

El general Aguilera afirmó que no conoce la estrategia de investigación de la fuerza antidroga en este caso, puesto que eso depende del propio director de esa entidad.

Este caso surgió por la detención en Colombia del expolicía boliviano Omar Rojas, quien sería extraditado a Estados Unidos por cargos de narcotráfico. Su hermano Alexander Rojas fue director en fuerza antidroga y su cuñado Alberto Aguilar fue director de la fuerza anticrimen.

Respecto a la situación de Alexander Rojas y Alberto Aguilar, el general Aguilera indicó que no se conocen elementos.

“Hay que entender que más allá de las relaciones familiares, amistades, institucionales e incluso de otra índole, no se tienen por qué criminalizar”, agregó el Comandante.

Publicidad

Tendencias